Más de 400 vehículos serán rematados desde el corral municipal de Punta Arenas, luego que este se encontrara nuevamente colapsado tras llegar al límite de su capacidad. 

Fue el director de Operaciones del municipio de Punta Arenas, Sergio Becerra, quien informó que se trata de automóviles que están abandonados y que por ley podrán rematarlos debido a que sus dueños no los han reclamado.

En ese sentido, la autoridad explicó cómo es que tantos vehículos llegan a este espacio municipal; también llamado “corral”.

“Se está cumpliendo con la Ley de Rentas Municipales, la cual establece que cualquier especie que sea encontrada en abandono en la vía pública, el Municipio puede retirarla, declararla en abandono, dar aviso de la situación y luego de 30 días desde el aviso se puede hacer un remate”, comentó a diario El Pingüino

En total, son 425 vehículos los que serán rematados de un total de casi 2.600 que están en dicho lugar.

Según explicó Becerra, el colapso del corral se debe a que durante años han acumulado vehículos que son encontrados en diferentes circunstancias. 

“Durante largos años hemos ido quedándonos con una gran cantidad de vehículos, cuyos dueños no están interesados en retirarlos. Eso nos trae como consecuencia todos los problemas actuales ligados a la situación”, precisó. 

De esta forma, queda esperar a que la Municipalidad determine la fecha de remate para que entusiastas puedan asistir a esta necesaria iniciativa que se repite anualmente.

El año pasado, por ejemplo, un sólo hombre se adjudicó 139 vehículos desde este mismo corral.

Fueron dos lotes puestos a disposición y que finalmente resultaron vendidos al mejor postor; en este caso, José Trujillo, quien pagó poco más de $3 millones por los autos.

Pese a la sorpresa del hecho, esta no es primera vez que ocurre.

En 2017, fue el mismo Trujillo quien repitió como mejor postor y se adjudicó los vehículos acumulados, consigna diario El Pingüino.

“Yo también me adjudiqué el remate del año pasado”, aseguró en 2018.