La tuberculosis es una infección bacteriana que suele atacar los pulmones, aunque también puede dañar otras partes del cuerpo. Se contagia a través del aire, cuando una persona con el germen tose, estornuda o habla.

“Es una enfermedad que acompaña bastante el devenir de la zona, es uno de nuestros puntos negros de la salud”, afirmó el médico geriatra, Ramón Lobos Vásquez, agregando que Magallanes es una de las regiones donde existe la tasa de prevalencia más alta del país.

“Eso tiene que ver con lo que son las pesquisas de nuevos casos. Estamos llegando como servicio, como sistema, muy tarde a pesquisar los casos y eso implica que una persona está contagiando a todo su entorno. Por lo tanto, no solamente hay que tratar al paciente que está sufriendo, sino que al entorno”, explicó.

Es importante precisar que en la población mayor de 65 años, se puede advertir una mayor prevalencia de esta enfermedad, que tiene entre sus factores de riesgo la presencia de diabetes y el alcoholismo, entre otros. “Se ha ido generando un grupo de gente que no se vacuna, que ha tenido disminución de la defensas por alguna otra causa; en general, se vincula a malas condiciones de salud, malas condiciones ambientales, también asociada a la presencia de VIH, pero también, en un grado importante, al consumo de alcohol y las condiciones de marginalidad que se dan en algunos grupos etarios. Por eso, uno tiende a asociarlo a deficientes condiciones socioambientales de las personas. Pero cualquiera está propenso”, explicó el especialista.

Según el médico geriatra, se debe evaluar a aquellas personas que tosen más de 15 días seguidos, y cuentan con una tos productiva. “Deben hacerse un examen muy simple, que es la baciloscopía, que es buscar en la expectoración si está presente este germen, y si está, tratarlo”, puntualizó Lobos.

El especialista llamó a la comunidad a protegerse de la tuberculosis, accediendo a la vacuna que evita la expansión de esta enfermedad.