El trabajo de los adultos mayores en nuestro país ha sido un tema de discusión durante los últimos años y, aunque la propuesta de aumentar la edad de jubilación no ha sido confirmada, el médico geriatra, Ramón Lobos, entregó su visión profesional al respecto.

Según indicó, las expectativas de vida de los chilenos han ido aumentando y, junto con ello, la población ha ido envejeciendo. En este contexto, el hecho que los adultos mayores trabajen más años dependerá de su estado de salud física y emocional, principalmente. “Pensar que todos están preparados para poder trabajar después de la edad de jubilación actual, cinco o más años, no necesariamente es algo que sea beneficioso para todos. También va a depender del tipo de trabajo que desempeñemos”, afirmó el médico geriatra, explicando que alguien que durante su vida ha realizado un trabajo físico o manual, al llegar a mayor tendrá las capacidades más deterioradas que cuando era joven. 

“Por lo tanto, cuando decimos que los adultos mayores pueden trabajar más tiempo, tenemos que ir pensando en ofrecer distintas alternativas, no necesariamente el mismo trabajo físico, tampoco pensar en el mismo tipo de horario. No es lo mismo que un adulto se levante a las 6 de la mañana para estar a las 8 en el trabajo, y trabajar hasta las 4 o 5 de la tarde y volver a su casa. Es complejo”, puntualizó Lobos, agregando que “las personas que se sientan capaces, pueden desarrollar actividades económicas, pero con otro ritmo”.

 Entre los oficios que podrían crearse para los adultos mayores ya jubilados, el profesional propone que podrían ser contratados como capacitadores de las nuevas generaciones, en aquellos oficios en que hayan acumulado experiencia durante su etapa laboral, para traspasar estos conocimientos a los nuevos funcionarios que vayan ingresando a las reparticiones públicas o privadas.