La Comisión de Infraestructura del Consejo Regional de Magallanes acordó por unanimidad por medio del asesor legal del organismo formular una denuncia ante la Contraloría a fin de que se investigue el proyecto de construcción del cuartel de la Segunda compañía de Bomberos de Puerto Natales ante las deficiencias que presentaría la obra, que demandó una inversión de más de mil millones de pesos.

La mencionada comisión sesionó el viernes en los salones del nuevo cuartel de la institución bomberil, donde su asesor de proyectos Carlos Subiabre Ruiz hizo una exposición sobre la obra, las deficiencias e irregularidades detectadas, muchas de ellas informadas durante la ejecución de los trabajos, sin que éstas hayan sido atendidas.

Entre ellas mencionó la errada modificación del sistema de evacuación aguas lluvias, lo que se hizo en forma inconsulta a los especialistas del proyecto y que sería el origen de la inundación del cuartel ante cada fuerte precipitación; deficiencias en el sistema eléctrico; en el sistema de extracción de los gases de combustión de los motores de los carrobombas desde el interior del recinto; cambios en los tipos de materiales en algunas partidas del proyecto y falta de impermeabilización de los muros del cuartel, entre otros. Además indicó que los trabajos de reparación efectuados por la empresa constructora (Natales Nativo) entre ellas, la impermeabilización de los muros, se realizaron con planchas de zinc, las que evacuan las aguas hacia los recintos vecinos.

Críticas al municipio

En la ocasión criticó la fiscalización deficiente de la obra por parte del municipio de Natales, el mandante del proyecto.

Calificó la fiscalización del municipio como precaria, concluyendo que de otro modo no se habría entregado un recinto en las condiciones en las que éste se encuentra.

Tras la presentación, el presidente de la comisión de Infraestructura del Consejo Regional, Miguel Sierpe dijo que “el Consejo ha estimado pertinente por unanimidad de la Comisión Infraestructura, efectuar las gestiones con el asesor legal a fin de iniciar el proceso de denuncia a la Contraloría respecto de una investigación que se debería hacer en este proyecto que es preocupante”.

Por su parte, el director de la compañía, Julián Morano, afirmó que el propósito del encuentro era demostrar a los consejeros las deficiencias existentes en la ejecución de este proyecto y tratar de tener alguna solución. “No queremos que esto quede así ya que nos generará gastos el día de mañana por ello informamos en cuanto a materiales y cosas que se pueden cambiar ya que no hemos tenido ni un tipo de respuesta”.

La obra vino a reemplazar el antiguo cuartel destruido por un incendio ocurrido el 4 de noviembre de 2014, que costó la vida al brigadier Marcelo Alvarado Saldivia. El nuevo recinto está siendo ocupado desde principios de 2018.