El jueves, un hombre de 50 años que utiliza el Hogar de Cristo para pernoctar ingresó al Hospital Clínico de Magallanes con un cuadro de tuberculosis, tras los resultados que arrojó una baciloscopia realizada por la Ruta Médica, medida financiada por la Seremi de Desarrollo Social.

De esta manera, el director de la Unidad de Hospedería del organismo, Juan Carrasco, aparte de confirmar la realización del examen, añadió que personal médico desinfectó la habitación que ocupó y concretó el cierre perimetral del espacio.Sumado a ello, Carrasco anunció que enviaron una alerta al Servicio de Salud local, con lo cual el paciente fue derivado al recinto asistencial.

Según comentó el directivo, cualquier persona que haya estado en contacto con el paciente puede ser un potencial afectado por el virus. “El Servicio de Salud ofició para que vengan de manera emergente para atender a las personas que trabajan y viven aquí para hacerles una toma de baciloscopía”, señaló Carrasco.

Su primera atención médica ocurrió el lunes, cuando fue trasladado hasta el SAPU 18 de Septiembre tras presentar un cuadro febril, tras lo cual siguió concurriendo a la residencia del Hogar de Cristo de Punta Arenas, por lo que se temen otros contagios.

Pese a que se dice que la tuberculosis está erradicada, tal afirmación es errónea.

De hecho, según los resultados del último Informe de Situación Epidemiológica y Operacional del Programa Nacional de Tuberculosis del Ministerio de Salud, emitido en 2018 sobre 2017, la tasa de morbilidad pasó de 12.3 por cada 100 mil habitantes a 15.6 en tal reporte.

Esta enfermedad tampoco está erradicada en el resto del mundo.

Según la Organización Mundial de la Salud10.5 millones de personas se contagiaron con tuberculosis en 2015, con el 60% de los casos registrados en India, Indonesia, China, Nigeria, Pakistán y Sudáfrica.