El ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, anunció que a través del Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) presentará tres denuncias contra la empresa noruega Nova Austral, dedicada a la industria salmonera en Magallanes.

La decisión se tomó tras los resultados de una investigación iniciada hace 14 días, que detectó una serie de irregularidades de la firma europea que los hacen “presumir de una posible adulteración de las cifras de mortandad de peces”.

Fontaine calificó de “graves” estos antecedentes, los que quedarán a disposición de los tribunales, puesto que violan el artículo 113 de la Ley de Pesca y Acuicultura, esto es, falsificación de información sobre las operaciones que se llevan a cabo en un centro de cultivo.

También realizará dos denuncias más, una a la Superintendencia de Medio Ambiente por el presunto ocultamiento de los efectos ambientales en el fondo marino, y otra ante el Ministerio Público por otros eventuales delitos.

El ministro enfatizó que “estamos frente a irregularidades graves y no nos temblará la mano para hacer cumplir la ley” y aseguró que instruyó a Sernapesca para que presente una propuesta que fortalezca la fiscalización.

Formuladas tales declaraciones, Sernapesca informó a través de un comunicado, que las denuncias fueron interpuestas ante Tribunales, Fiscalía y la Superintendencia del Medio Ambiente, en contra de Nova Austral, por la entrega de información falsa y por la adulteración del fondo marino en sus centros de cultivo de salmones.

La información fue dada a conocer este martes por la directora nacional de Pesca y Acuicultura, Alicia Gallardo Lagno. En el evento de establecerse irregularidades, la empresa se expone a multas por 3 mil UTM (147 millones de pesos) y a la suspensión de sus operaciones.

Nova Austral

Por su parte la empresa aludida emitió un comunicado, en el que precisa que los resultados preliminares de la investigación interna, permitieron dilucidar la existencia de inconsistencias en los reportes de mortandad que presentó al Sernapesca durante el último ciclo de producción, lo que fue comunicado a la brevedad por la empresa a dicho estamento. “Estos reportes no afectaron la calidad o integridad de los salmones de la compañía, y no tuvieron impacto en informaciones financieras pasadas. Además, Nova Austral presentó pruebas -al Servicio- comprobando que todas las mortalidades fueron tratadas de acuerdo a la regulación medioambiental vigente. La compañía está tomando las medidas necesarias para evitar que irregularidades como esta no se repitan”.   

Asimismo, en la reunión con Sernapesca, Nova Austral señaló que no está en cuestión su producción de salmones libres de antibióticos, que realiza bajo estrictas guías ‘que honran el compromiso con sus clientes de proveer salmones libres de antibióticos, los que se producen en condiciones sustentables y siguiendo los más altos estándares’.

En cuanto a la suspensión temporal de futuras certificaciones de Nova Austral como centro libre de antibióticos, que habían sido anunciadas por Sernapesca el 4 de julio de 2019, el organismo confirmó que dicha suspensión aplica únicamente a futuras certificaciones y que fue impuesta de manera precautoria hasta que la investigación del servicio concluya.

Se espera que la investigación interna e independiente de Nova Austral concluya en los próximos días.