En el marco de la defensa del presupuesto 2020 para la región de Magallanes y Antártica Chilena, el presidente del Consejo Regional, Tolentino Soto, junto a los consejeros Antonio Bradasic y Andrés López, pusieron énfasis en la importancia de continuar con el Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas (Pedze).

“Muchas de las obras que se están implementando, si bien es cierto no han sido finalizadas en su ejecución, el Plan se termina el 2020. Por lo tanto, urge tomar una determinación, que deben tomar las autoridades de Gobierno”, afirmó el presidente del Core, Tolentino Soto, quien hizo estas indicaciones ante la Dirección de Presupuestos (Dipres) y ante la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere).

“Tiene que tomarse una decisión respecto a prolongar este Plan en todas sus condiciones, es decir, no solamente entregando recursos económicos adicionales, sino que también, manteniendo la forma de conseguir las recomendaciones técnicas de los proyectos, donde no haya que justificar, por ejemplo, que por la densidad demográfica se entreguen recursos”, expresó Soto España.

Por otro lado, se hizo ver la ampliación de recursos que entregó el instrumento al Fondo Nacional de Desarrollo Regional. “Es decir, si el 2020 o 2021 no continúa el Plan de Zonas Extremas, el FNDR bajaría considerablemente, y la inversión disminuiría considerablemente también. De ahí la importancia de mantener este Plan y proyectarlo en el tiempo”, señaló el representante del Core.

Durante la discusión, también se hizo énfasis en la importancia de que los proyectos sectoriales sean socializados y trabajados con otros representantes de la comunidad regional. “No puede ser que exista una explicación como, por ejemplo, decir que la vía de elevación que se proyectaba para Punta Arenas, y que es una obra con recursos sectoriales del ministerio de Obras Públicas, si no se hace, se pierde. Esa no es una explicación lógica”, postuló Soto España, agregando que si dichas obras públicas pueden ser abordadas por los sectores, es porque con recursos regionales se han financiado otras obras que también son responsabilidad directa de estos ministerios.