“Los carbones de la provincia (Parte II )”

Escrito por Manuel Suarez A. | 23 de Enero de 2017 642

Cartas Ultima Esperanza es una provincia de las contradicciones y de los hechos más importantes y entre las muchas riquezas naturales y escénicas que tiene destaca entre ellas como un icono desde más de nueve décadas el carbón que en su tiempo, era la esperanza, por sus ricos y numerosos mantos del llamado “oro negro”.

Los intentos de explotación se remontan al año 1925, época en que Enrique Rothemburg un empresario de Punta Arenas intentó aprovechar los mantos de carbón descubiertos en sierra Baguales. Aunque la explotación se hizo efectiva el esfuerzo debió paralizarse por lo anti económico que resultaba el transporte del mineral extraído hasta Puerto Bories o Puerto Natales, 150 kilómetros de distancia (muy similar a lo que es el proyecto Chabunco). En los años sucesivos se sumaron muchos intentos largos de contar, pero que dejaron latente el problema del transporte, que es un valor agregado al producto final.

Carbones de Puerto Natales en Río Turbio.



No se puede culpar al actual ministro de Minería y mucho menos al seremi de Minería, el problema viene de muchos años antes, pero sí, las actuales autoridades de este ministerio no han sabido hacer el trabajo que le corresponde y que significa un grave deterioro a la economía de Puerto Natales.

Haciendo una breve reseña histórica de los carbones de Ultima Esperanza, recordemos que en el año 1975, para ser más precisos el 6 de noviembre de ese año en Concepción, la comisión de integración física Chileno-Argentina, acuerdan realizar explotación básica que permitiría determinar la conveniencia de los mantos carboníferos de la zona de Río Turbio y Puerto Natales.

Más adelante en Ushuaia (Argentina) 18 y 19 de octubre de 1976, se celebra la séptima reunión de la Comisión. Se renueva por parte de Argentina el interés de Y.C.F., por continuar la explotación de “Mina Tres”, ahora, en territorio chileno, cuyo manto Dorotea y el Manto Superior trascienden los límites de la frontera argentino-chileno, sugirieron a tal efecto la posibilidad de que Y.C.F. (Yacimiento Carboníferos Fiscales) y Enacar lleguen a un acuerdo que permita la extracción de este recurso natural.

Transcurridos unos diez años, el 20 de diciembre de 1986, se efectuó en la gobernación provincial de Ultima Esperanza, una reunión de contacto de personeros argentinos. En esta reunión se centra el tema en la posibilidad de explotar el carbón, de Dorotea, informándose que Y.C.F. se encuentra explotando la parte sur de Dorotea, ya en el fin de la explotación en suelo argentino, y que las condiciones técnicas de infraestructura están dadas para habilitar dos fuentes de trabajo minero.

Cuatro años después, el 19 de agosto de 1990, esta vez se retoma el trabajo por parte del gobierno de Patricio Aylwin y se efectúan nuevas reuniones en las que participan el gobernador de Ultima Esperanza, Manuel Suárez y el secretario Regional de Minería, Luis Oval González, entre otros, y por Argentina el intendente municipal Nelson Perioti, campeón de la integración a principios de la década de los ’90. Para destacar la importancia de esta reunión se encontraban en ella los diputados argentinos de la Comisión de Minería, Juan Orlando Villegas, Gerardo Profili, Bebernard Kraemer, Héctor Seguí y Mario Aguila.

Finalmente proponen: a) Continuar la explotación de Mina Tres en territorio chileno, cuyo manto trasciende los límites de la frontera chileno-argentina, cobrando la mano de obra o bien venderlo en conjunto.

Es cosa de sacar la cuenta, hace más de cuarenta años que los pro y los contras de la extracción carbonífera en Ultima Esperanza se tienen contemplados.

Emplazo al señor ministro de Minería que entregue una contestación pública en la que señale por qué no se tuvo en cuenta algo tan importante como este tema. Las condiciones han cambiado y estamos con nuestro carbón desde Mina Tres a 12 kilómetros de la Mega Usina en 28 de Noviembre y podríamos -sin tener más de dos dedos de frente- venderle nuestro carbón. Ante esto podemos hacernos la pregunta del millón ¿creen ustedes que Río Turbio necesita comprarle carbón a la Minera Chabunco S.A?

Esperamos el pronunciamiento del señor ministro de Minería, porque se le debe una explicación a nuestra comunidad.

Ahora solo nos resta reflexionar sobre ¿qué ocurrirá con nuestro carbón en Río Turbio?