Alexander O’Connor murió por múltiples fracturas debido a una caída en altura

Foto

Fracturas de cráneo, de pelvis y costales y una fuerte hemorragia presentaba el cuerpo de Alexander O’Connor Cordua, lesiones que son coincidentes con una caída en altura y que le habrían provocado la muerte mientras recorría el Parque Nacional Torres del Paine.

Los restos del malogrado estudiante de medicina fueron rescatados desde el lugar donde fue avistado por personal del Ejército el pasado 5 de febrero.

En el Servicio Médico Legal de Puerto Natales se le practicó la autopsia en horas de la tarde de ayer. A las 16,45 horas finalizó el examen forense y de verificación de la identidad de los restos, para lo cual trabajó en el lugar personal de la PDI con peritos planimétricos, huellográficos y fotográficos. Al respecto, la fiscal Lorena Carrasco indicó que “se pudo establecer que se trataba de Alexander O’Connor por sus características físicas y además porque portaba su documentación que así lo individualizaba”.

Agregó que “la causa de muerte es un politraumatismo puesto que tenía diferentes fracturas tanto de cráneo, pelvis, costillas y hemorragias, lo que coincide con una caída de altura”.

El cuerpo del malogrado joven será trasladado por sus familiares en las próximas horas a la ciudad de Punta Arenas para luego ser cremado y llevado posteriormente a Estados Unidos.

Complejo rescate



El cuerpo del joven chileno-estadounidense Alexander O’Connor fue avistado el martes por una patrulla del Regimiento Lanceros, sin embargo recién viernes las condiciones del viento permitieron su rescate. Esta labor estuvo a cargo de una patrulla especializada del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (Gope) de Carabineros y por la Sección Aérea de la policía uniformada de Punta Arenas.

El jefe de esta sección, capitán Felipe Asuero, indicó que desde el miércoles se encontraban en Puerto Natales a la espera de la disminución en la velocidad del viento. Ayer, alrededor de las 8,30 horas, despegaron con el helicóptero institucional hacia el glaciar Grey con el personal de rescate. Los integrantes de la sección policial descendieron al hielo, desde donde les tomó media hora llegar hasta el lugar en el que se encontraba el cuerpo. El helicóptero tras ello quedó estacionado en el sector de la administración del Parque Nacional Torres del Paine para ir nuevamente al rescate de la patrulla del Gope y los restos del turista a las 12,30 horas.

El capitán Asuero manifestó que “el sector era bastante complejo. Tuvimos que dejar el equipo en el mismo glaciar porque en el costado donde se encontraba el cuerpo no estaban las condiciones para aterrizar con seguridad, por lo que hubo que coordinar bastante el rescate con el personal especializado”.

Por su parte, el jefe del Gope de Magallanes, capitán Carlos Weinberger agregó que “una vez que la aeronave nos dejó, logramos llegar al lugar acompañado con crampones y equipo técnico. Se trataba de un sitio confinado, de difícil acceso, en una quebrada con una caída de agua de 300 metros parcializada. Fue bastante complicada la extracción porque estaba en un lugar rocoso con caída de agua directa, así que utilizamos técnicas de anclaje, camilla y cuerdas y logramos traer el cuerpo hasta un lugar seguro”.

El helicóptero de Carabineros con el equipo de rescate y los restos del infortunado joven llegaron pasadas las 13 horas del día viernes hasta el helipuerto del Hospital Augusto Essmann, donde lo esperaba el vehículo del Servicio Médico Legal.

Esta fue la primera vez desde la inauguración del nuevo recinto hospitalario que se utilizó su helipuerto.

Al respecto el director del centro asistencial, Juan Carlos Mancilla manifestó que el lugar “cumple con las condiciones para un aterrizaje exitoso como el que acaba de suceder. Estas instalaciones fueron diseñadas para el traslado de pacientes provenientes de algún accidente, sin embargo queda a disposición para su uso futuro”.

La Prensa Austral