Comprometen recursos para reparar piscina del Centro de Rehabilitación

Foto

“Van a estar los recursos disponibles” para la reparación o reconstrucción de la piscina terapéutica del Centro de Rehabilitación Cruz del Sur de Puerto Natales manifestó la gobernadora de Ultima Esperanza, Ana Mayorga, durante la visita que realizó al recinto donde efectuó un llamado a la comunidad natalina a apoyar la 31ª versión de Las Jornadas por la Rehabilitación en Magallanes, donde a nivel local existe una meta a superar de $68 millones.

En la oportunidad fue consultada sobre la situación de la mencionada obra que nunca ha podido ser utilizada por las graves deficiencias que presenta su construcción.

Al respecto dijo que “sé que está en proceso de mejora el proyecto y que el gobierno regional ha instruido que se evalúe nuevamente. Estamos a la espera de que la Dirección de Arquitectura nos diga cuál es la mejora que se debe hacer o si hay que construir de nuevo, pero también va a estar el compromiso de los recursos porque el Presidente Sebastián Piñera nos ha pedido estrictamente que debemos estar apoyando a los niños en todo sentido y también a los centros de rehabilitación y en eso van a estar los recursos disponibles para seguir apoyando”.

La mencionada obra implicó una inversión de $172 millones que fueron aportados por el gobierno regional al municipio de Puerto Natales para la construcción de una piscina terapéutica. La infraestructura, que pretendía dar cobertura a los más de 500 pacientes que tiene entre sus registros el Centro de Rehabilitación Club de Leones Cruz de Sur, tendría que haberse entregado en mayo de 2016 por parte de la constructora JC.

El proyecto implicaba la construcción de 139,75 metros cuadrados, proyectándose la instalación de vestidores, baños y equipamiento adecuado para la realización de hidroterapia, método que combina la ejercitación de la musculatura en el agua, calificado como óptimo para el apoyo psicomotriz.

Sin embargo, la obra desde las primeras inspecciones comenzó a presentar deficiencias técnicas. Algunas de ellas detectadas el 2016 implicaron un fuerte intercambio de opiniones entre las autoridades regionales y comunales.

Las fallas hacen imposible que sea utilizado por pacientes como los que atiende el Centro de Rehabilitación. La piscina no cuenta con cerámicas antideslizantes, los camarines y baños no son aptos para su uso y sobre todo presenta graves filtraciones de agua.

La Prensa Austral