Carlos Yáñes: “Siento una pena enorme porque nos veíamos a diario”

Foto

Muy afectado por la tragedia se encontraba el conductor de la máquina de la empresa Bus Sur, Carlos Yáñez. Relató que realizó todas las maniobras a su alcance para evitar la mortal colisión.

Tras ser formalizado y quedar en libertad manifestó que “lamentablemente ocurrió lo peor en este accidente. Me siento muy impotente por no haber hecho algo para haberle salvado la vida, pero él venía conduciendo muy rápido”.

Añadió que al ver la velocidad que traía la camioneta y que venía zigzagueando en su parte posterior, intentó maniobrar el bus para no recibir el impacto de frente y aunque se logró fue imposible evitar la colisión.

“Se despistó, perdió el control de la cola de la camioneta, luego ingresó como hacia el mar, volvió y al momento de retornar hacia la pista, cruzando el eje central de la calzada, me impactó de costado, y ahí también casi me dio vuelta”, narró.

De inmediato Yáñez detuvo el bus y luego de ver que sus 8 pasajeros se encontraban bien, bajó a prestarle ayuda a los dos heridos de la camioneta. El conductor se encontraba en el asiento trasero de la máquina y una persona intentaba reanimarlo. Sin embargo todo apuntaba a que ya se encontraba fallecido.

Carlos Yáñez añadió que “lo conocía” y que por lo mismo “siento una pena enorme porque nos veíamos a diario. Voy a seguir conduciendo porque es mi profesión, por lo que esa curva la voy a tener que ver todos los días y eso es muy impactante”.

Lleva casi 20 años como chofer profesional recorriendo los caminos de la provincia de Ultima Esperanza..

La Prensa Austral