Ejecutivos del hotel Explora (ubicado al interior del Parque Nacional Torres del Paine) serán formalizados por contaminación ambiental por su presunta responsabilidad en el... Formalizarán a ejecutivos de hotel Explora por derrame de petróleo

Ejecutivos del hotel Explora (ubicado al interior del Parque Nacional Torres del Paine) serán formalizados por contaminación ambiental por su presunta responsabilidad en el derrame de petróleo que en octubre del año pasado contaminó 318 metros del río Paine.

El viernes el fiscal Alvaro Pérez solicitó ante el Juzgado de Letras y Garantías de Puerto Natales la fecha para la realización de la audiencia de formalización, la que se podría estar efectuando en junio.

El fiscal manifestó que “la investigación ha sido bastante extensa, pero productiva del punto de vista investigativo. La fiscalía cuenta con bastantes antecedentes relacionados con la contaminación ambiental ocurrida en el río Paine”.

Al igual que en el caso del Transbordador Amadeo (donde fueron formalizados su capitán y su primer oficial), la formalización será por infringir el artículo 136 de la Ley de Pesca y Acuicultura, que sanciona a aquellos que introducen o mandan a introducir en el mar, ríos, o lagos, agentes contaminantes que causen daño a los recursos hidrobiológicos. No se trataría de un actuar culposo sino negligente de los ejecutivos del hotel de lujo, quienes en su momento reconocieron que en las primeras semanas de octubre se dejó abierta la lleva de abastecimiento de los estanques de petróleo que alimentan la sala de calderas de la Casa de Botes del hotel. Al llenarse el estanque y seguir recibiendo combustible, éste se rebasó y comenzó a salir por el respiradero. El petróleo habría sido arrastrado por la lluvia hacia el río Paine contaminando 318 metros de extensión. Hasta el momento, no hay certeza de la cantidad de combustible derramado, aunque los cálculos iniciales hablaban de una cantidad aproximada a los 200 litros.

Los encargados del hotel no dieron cuenta del hecho a Conaf como correspondía y recién vino a ser detectado el siniestro el 7 de noviembre del año pasado por dos guardaparques de Conaf.

Al hacerse público lo ocurrido, el fiscal regional Eugenio Campos ordenó abrir por oficio una investigación de los hechos. La fiscalía de Natales inició la investigación, recabando múltiples antecedentes, lo que implicó la participación de la Brigada Investigadora de Delitos Contra el Medioambiente y Patrimonio Cultural (Bidema) de la PDI, quienes estuvieron en  la zona, específicamente en el Parque Nacional Torres del Paine donde levantaron evidencias y tomaron muestras que permitieron conocer las causas que originaron el derrame y el real daño ambiental que causó.

La contaminación en su momento también fue investigada por la seremi de Salud, la Dirección General de Aguas, la Superintendencia de Electricidad y Combustibles y la propia Conaf.

Opinionsur