Una investigación descartó el presunto aborto que habría sufrido una mujer a raíz de una supuesta golpiza con un elemento contundente (una botella) y un intento de estrangulamiento por parte de su novio tras si fiesta de compromiso.

El caso causó conmoción por la violencia de hecho denunciado y sus graves consecuencias como habría sido la presunta interrupción de un embarazo.

Por ello, tras la detención del sujeto, el Ministerio Público solicitó que se prolongara por 24 horas su arresto con el fin de determinar algunos cabos sueltos en la denuncia. Entre ellos, establecer si los golpes propinados a la mujer le habrían provocado un aborto. Sin embargo, los exámenes sexológicos determinaron que la víctima nunca estuvo embarazada. Ello fue confirmado por el Fiscal Cristián Muñoz, quien dijo que; “Se determino la inexistencia del delito de aborto, ya que realizada las pericias científicas, se determinó que la víctima no estaba embarazada”.

Por lo anterior, ayer el imputado identificado con las iniciales C.T.M. fue finalmente formalizado por lesiones menos graves en contexto de violencia intrafamiliar y amenazas, recuperando su libertad, estableciéndose un plazo de tres meses para la investigación, quedando durante este periodo con la prohibición de acercarse a la mujer.

El Fiscal Cristián Muñoz añadió que la víctima presenta lesiones por lo que se mantiene la investigación para determinar como se produjeron. Sin embargo, luego de su primera declaración, reconoció que luego del supuesto intento de estrangulamiento con un cable tampoco habría sucedido, ya que “ella señaló que la agredió de otra forma, razón por la cual el día de ayer se formalizó al imputado por amenazas y lesiones menos graves en el contexto de violencia intrafamiliar”.

La denuncia efectuada por la mujer y sus falso detalles motivaron a que el Ministerio Público solicitara la concurrencia de los Detectives de la Brigada de Homicidios de Punta Arenas, quienes estuvieron casi dos días en Puerto Natales.

En cuanto a las lesiones, aún está por determinarse como se produjeron, ya que incluso se podría llegar a descartar el supuesto golpe con una botella en su cabeza.