A contar de la semana pasada, la provincia de Ultima Esperanza cuenta con nuevos puntos en que las denominadas energías renovables no convencionales se asientan para cubrir diversas necesidades de la población.

Es el caso de las comunas de Torres del Payne y Natales, lugares hasta donde se trasladó el seremi de Energía Nolberto Sáez y profesionales de la cartera regional, con el propósito de concretar la recepción definitiva de las obras proyectadas en base a energías renovables no convencionales (ERNC), representando éstas una inversión en torno a los 390 millones de pesos.

La entrega permitirá dotar de suministro eléctrico seguro y continuo en escuelas y postas rurales que actualmente por su lejanía, débil factibilidad técnica y económica no tienen la posibilidad de acceder a interconectar con la red eléctrica más cercana, aspecto al que dio realce el secretario ministerial. “Estos proyectos que estamos viendo materializados, van en la línea de la reducción de la vulnerabilidad energética que todavía tenemos en el país y especialmente en zonas extremas como lo es Magallanes”, enfatizó.

Por su parte, Ignacio Brañes, quien ejerce como apoyo técnico de la Dirección de Obras Municipales de Torres del Payne, destacó que “las iniciativas permitirán abastecer de energía eléctrica las 24 horas del día a la posta de avanzada, la escuela de Cerro Guido y al jardín infantil Solcito de la Patagonia”.