Ante un posible brote de distemper entre la población canina, la Unidad de Medio Ambiente de la Municipalidad de Natales formuló un llamado a la precaución entre los propietarios de mascotas.

Durante las últimas semanas, en las diversas clínicas veterinarias de Puerto Natales se han atendido pacientes caninos con sintomatología compatible a distemper o moquillo canino, por lo que se sospecha de un brote de esta enfermedad en la ciudad.

El virus del distemper puede afectar a perros de todas las edades, siendo los cachorros y adultos que no cuentan con vacunas y que deambulan en la calle la población de mayor riesgo.

Los signos más comunes son fiebre, secreción nasal y ocular, decaimiento, anorexia, e incluso en casos severos se observan convulsiones y movimientos musculares involuntarios.

Ante estos casos sospechosos se recomendó reforzar la vacuna anual del perro; iniciar el calendario de vacunación de los cachorros; limpiar y desinfectar el lugar donde habita el perro y los accesorios que utiliza; evitar que la mascota tome contacto con perros sobre los cuales se desconoce su estado sanitario; evitar eventos masivos; no dejar que el perro deambule sin supervisión, entre otros.

Se efectuó además un llamado a la comunidad a cuidar a sus mascotas y contactar a su médico veterinario de cabecera si su mascota presenta alguno de los signos mencionados para evaluación, tratamiento y realización de test de confirmación de la enfermedad.