Esta semana y en atención al accidente aéreo que involucró el lunes al avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea de Chile, siniestrado con 38 pasajeros a bordo cuando sobrevolaba el mar de Drake en su viaje a la Antártica, las diligencias por parte del fiscal regional, Eugenio Campos Lucero, no han cesado.

Y es que al haber tres civiles entre las personas que iban en la aeronave, la competencia se trasladó a la justicia ordinaria, por tanto las indagaciones respecto de todos quienes cursaban dicho viaje, comenzaron a ser revisados por el Ministerio Público bajo una investigación macro fundada en una presunta desgracia. “El día de hoy (ayer), han llegado a la región algunos restos biológicos en los cuales estamos trabajando coordinadamente con el Servicio Médico Legal, tanto de Santiago, como de Punta Arenas, con profesionales expertos en la identificación de cada uno de los ocupantes”, señaló, añadiendo que de igual modo se lleva a cabo la extracción de muestras que permitan confirmar lo anterior, coordinado esto también con la Unidad de Atención a Víctimas de la Fiscalía Nacional.

Los muestreos serán contrastados a nivel central por parte del Laboratorio de Genética de Santiago, mientras que en paralelo la Policía de Investigaciones colabora preliminarmente en la fijación de las evidencias que están llegando.

Cabe indicar que respecto del avión siniestrado, la Fach llegó este viernes a la capital regional proveniente de Puerto Williams, con fragmentos del avión, los que fueron fotografiados y registrado para ser posteriormente periciados. 

Apoyo internacional

Pero lo anterior no es lo único que está contemplado en los pasos del fiscal Campos. A mediados de semana indicó que con la información que se recabe, es probable que se pudiera llevar adelante una nueva indagatoria. Para ello, serán tomadas en cuenta diversas hipótesis, como también audios que se han difundido en redes sociales y medios de comunicación, como uno vía Whatsapp en que se indicaba que el avión presentaría una falla eléctrica (en el avión). “El Ministerio Público no va a claudicar en realizar cada una de las diligencias, tanto en Chile como del extranjero. Ya he realizado las coordinaciones con otros países que nos puedan colaborar en el desarrollo de esta investigación y en el esclarecimiento de los hechos”

A saber, entre las coordinaciones internacionales para recibir apoyo y recabar así mayores antecedentes, la Fiscalía consideraría a la compañía multinacional estadounidense Lockheed Martin, ligada a la industria aeroespacial y militar, fabricante del C-130 Hércules. 

El jefe del Ministerio Público en Magallanes enfatizó que hay un sinnúmero de puntos a tomar en cuenta, los que incluyen la revisión de las partes recogidas del avión y el contacto con la empresa fabricante, entre otras aristas que involucran la bitácora de viaje, temas de mantenimiento y posibles fallas.

Complementó indicando que en casos como el siniestrado Hércules, se generan responsabilidades de carácter administrativo, pero también pueden producirse otras de índole penal, que es lo que eventualmente está indagando el Ministerio Público. 

En los análisis que harán todos los intervinientes se tendrán en cuenta incluso antecedentes como el que en 2016 la aeronave presentó fallas en su tren de aterrizaje.

Posible delito

Se prevé que por tratarse de una investigación penal, la Fiscalía avance luego hacia determinar que existió un eventual delito. “Uno es determinar la causa y origen respecto de la nave siniestrada. Si vemos que existen responsabilidades de terceras personas que puedan tener carácter penal, por cierto que vamos a solicitar lo que corresponda a los organismos y particularmente a los tribunales”, dijo que el tipo penal específico lo indicaría el avance de la investigación.

Finalmente, Campos remarcó que mantiene reuniones con las familias de las víctimas, a fin de indicarles cómo van avanzando las investigaciones y brindar apoyo en este difícil proceso.

A la par, señaló que los sondeos del despliegue aeromarítimo estarían dando cuenta de nuevos avistamientos en el sector de la tragedia.

Consultado respecto a si se descarta la hipótesis de un atentado, llamó a esperar “lo que determine la investigación. Son hipótesis que se han mencionado, por cierto. Pero obviamente soy prudente en responderle eso. Espero el mérito de la investigación”.