36 académicos culminaron exitosamente diplomado de docencia universitaria

Con el objetivo de innovar y que contribuya a una mejor formación de las y los estudiantes, 36 académicos de la Universidad de Magallanes (UMAG) terminaron recientemente la sexta versión del Diplomado de Docencia Universitaria, dictado por la misma casa de estudios.

El rector de la UMAG, José Maripani, destacó que hoy más que nunca hay un compromiso con las y los estudiantes que han elegido a la Universidad para convertirse en futuros profesionales que aporten a la región y, en ese aspecto, es relevante que las y los docentes tengan todas las competencias necesarias para lograr una docencia de calidad, en coherencia con el Proyecto Educativo Institucional centrado en el aprendizaje de los y las estudiantes.

Resaltó que cada uno de los módulos que tuvieron en el diplomado son herramientas para la mejor formación de las y los estudiantes. “También es relevante disponer de Fundamentos Pedagógicos y Didáctica Universitaria, para actualizar sus competencias como docentes en torno a las nuevas estrategias metodológicas y evaluativas. Asimismo, la Evaluación para el aprendizaje nos invita a una reflexión crítica sobre la propia práctica pedagógica. Y finalmente la Innovación e investigación en Docencia, que nos permite sistematizar las experiencias de innovación o mejora pedagógica para el logro de desarrollo de investigación educativa en la Universidad de Magallanes”, expresó el rector.

La autoridad académica reconoció además el trabajo del equipo profesional que, a través de su experiencia, entregó su conocimiento para que pronto lo puedan aplicar en las aulas. Éste estuvo conformado por las académicas Inés Barassi Aguilar, Marcela Gómez Godoy, Susana Troncoso Narváez y Andrea Venegas Cárcamo.

“Los insto a dar lo mejor de cada uno de ustedes y aplicar todos los conocimientos adquiridos en este diplomado de Docencia Universitaria. La teoría aprendida, transfórmenla en práctica y así promover el aprendizaje autónomo y colaborativo de nuestros estudiantes, que son el corazón de nuestra universidad”, recalcó el Maripani.

La vicerrectora Académica, Anahí Cárcamo, destacó el hecho que académicas y académicos de la institución se interesen cada vez más en mejorar la docencia universitaria y, con ello, entonces, también enriquecer la formación de las y los estudiantes.

“Hoy hay toda una teoría con respecto a que el aprendizaje de las profesionales esté más en el hacer y en la práctica que es estar en esta situación de aula. Creo que es interesante hacer un seguimiento y como esto que se aprendió se va instalando y cómo se puede asociar con lo que ya tenemos y trabajar por la innovación, como vamos avanzando en ello”, destacó la vicerrectora.

La académica Sonia Zuvic señaló que si no existe un análisis de lo que se está haciendo, luego una retroalimentación respecto a que piensan o sienten los demás, no se pueden proponer mejoras e innovación. “En un contexto de permanente cambio, también respecto de nosotros, de la ciencia, de los estudiantes, se requiere que nosotros también estemos permanentemente trabajando en lo que hacemos para poder mejorarlo. De lo contrario, no es posible realmente tener una mejora porque no tenemos conciencia qué es lo que realmente tenemos que mejorar”, afirmó.