Tras la publicación de un nuevo informe de empleo, emitido por el Instituto Nacional de Estadísticas (Ine), el intendente regional de Magallanes, José Fernández Dübrock, junto a la Seremi del Trabajo, Victoria Cortés Schiattino, anunciaron el ingreso de un proyecto de ley que amplía y mejora las prestaciones del Seguro de Cesantía y la Ley de Protección del Empleo, iniciativa pensada para ir en apoyo de aquellos trabajadores que se han visto afectados en sus puestos de trabajo producto de la crisis sanitaria por Covid-19.

El anuncio se hizo el mismo día en que se informaron las cifras de empleo en Magallanes que registró una tasa de desocupación de un 7,0% durante el trimestre marzo – mayo de 2020, período que abarca íntegramente la situación del mercado laboral a raíz de la pandemia. Para abordar esta situación, la iniciativa legal contempla un incremento en las tasas de reemplazo del Seguro de Cesantía y de las prestaciones de la ley de protección del empleo, con los mismos plazos de extensión del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

Al respecto, el intendente regional explicó que “hoy, el Presidente de la República, Sebastián Piñera y la Ministra del Trabajo y Previsión Social firmaron un proyecto de ley que flexibiliza los requisitos para acceder al Seguro de Cesantía. Se trata de una iniciativa que va al parlamento para su aprobación y que podría beneficiar en nuestra región a más de 36 mil trabajadores actuales cotizantes del seguro”

Según expuso la primera autoridad regional, las medidas de flexibilidad que considera el proyecto para acceder al Seguro de Cesantía permitirán que personas desempleadas que tengan recursos en su cuenta individual de Cesantía, pero no cumplen con las cotizaciones mínimas, puedan acceder a los beneficios del Seguro.

Sobre esto, la Seremi Cortés expuso que “este proyecto de ley opera a través de tres grandes herramientas. En primer lugar, flexibiliza los requisitos de ingreso al Seguro de Cesantía (…) En segundo lugar, incrementa temporalmente los montos del Seguro de cesantía, es decir, mejora las tasas de reemplazo (…) Y, en tercer lugar, aumenta las prestaciones de la ley de protección al empleo en el caso de la suspensión del contrato de trabajo que, en el caso de la región de Magallanes, ya son más de 7.500 los trabajadores que se han acogido a sus beneficios”.

El proyecto permite que las personas desempleadas, que disponen de recursos en su Cuenta Individual por Cesantía (CIC) pero no cumplen con los requisitos de cotizaciones, puedan acceder a las prestaciones del seguro, rebajando los actuales requisitos (tres cotizaciones continuas anteriores al término de contrato o a seis cotizaciones mensuales continuas o discontinuas en los últimos 12 meses) para equipararlos a las exigencias vigentes para acceder a la Ley de Protección del Empleo.

También aumenta el monto de los pagos, tanto para aquellos que reciben prestaciones del Seguro de Cesantía como a los que están acogidos a la Ley de Protección del Empleo, modificando la actual escala de porcentajes de los giros a partir del segundo giro, dejándolo fijo en 55%, hasta el cuarto pago.

La iniciativa permite además que los ingresos por acceso al seguro a cesantía sean compatibles con el Ingreso Familiar de Emergencia, y se suma al proyecto que amplía la cobertura de la Ley de Protección del Empleo a madres, padres y cuidadores de niños y niñas en edad preescolar, mejorando igualmente los beneficios determinados en el marco de dicho proyecto, que fue presentado la semana pasada.

Cifras de Empleo

Según los datos del último boletín de empleo, la Región de Magallanes registró una tasa de desocupación de un 7,0%, aumentando en 3,7 puntos porcentuales respecto de igual período del año 2019 y de 1,0 punto porcentual en relación con el trimestre inmediatamente anterior.

Actualmente, el número de desocupados en la región alcanza las 5.700 personas, con un total de 82 mil en la fuerza de trabajo y un número de 76.300 trabajadores ocupados, lo que indica una disminución en el número de personas activas, según el reporte.

Asimismo, la tasa de desocupación femenina y masculina sufrieron alzas, quedando en un 7,3% y 6,8%, respectivamente, de acuerdo al boletín

En palabras de la autoridad laboral, “estos datos reflejan de manera clara el grave impacto de las restricciones de movilidad de la población desde la segunda semana del mes de marzo y esta disminución de la fuerza laboral y de la ocupación evidencia que las personas que estarían dispuestas a trabajar, se encuentran imposibilitadas de buscar un nuevo empleo debido a la crisis sanitaria”.

Por ello, “como Gobierno, estamos tomando las medidas de apoyo con foco en quienes han sido más afectados por esta pandemia, para ir mejorando su situación y, como Ministerio, seguimos enfocados en buscar los mecanismos de mejora a las medidas que hemos tomado hasta ahora y en la propuesta para la reactivación del mercado laboral. La idea es poder dar más cobertura y llegar a la mayor cantidad de trabajadores de la región con estas iniciativas”, concluyó la Seremi.