El 26 de noviembre, se realizó la activación de la Capitanía de Puerto Bahía Paraíso, repartición Naval más cercana al Polo Sur, aproximadamente a 1.500 millas náuticas de este, en el despliegue de Unidades de la Campaña Antártica (COMANTAR) 2020-2021, la dotación ha cumplido los estrictos protocolos establecidos para disminuir los potenciales vectores de Covid-19, entre ellos un proceso de cuarentena operativa, manteniéndose aislados por 14 días y, sumado a eso, ha realizado la toma de exámenes de PCR al inicio y fin de la cuarentena.

La dotación compuesta por 9 personas fue trasladada desde Santiago hasta Punta Arenas, y luego a Bahía Fildes mediante vuelo de la Fuerza Aérea de Chile, para seguir hasta Bahía Paraíso, aproximadamente 200 millas náuticas hacia el sur, por medio del Transporte AP-41 “Aquiles”, contando con el apoyo de toda su dotación y el Curso de Guardiamarinas y Marineros del Crucero de Instrucción, para la faena de descarga del material logístico necesario para permanecer durante el presente periodo estival.

Esta repartición, dependiente de la Gobernación Marítima Antártica Chilena, opera desde el 03 de diciembre de 1995, activándose normalmente desde mediados del mes de noviembre hasta el mes de marzo del año siguiente, estando ubicada en dependencias de la Base Antártica “Presidente Gabriel González Videla”.

Realizando durante la jornada del 26 de noviembre la ceremonia de izamiento del pabellón y gallardete de mando de la Capitanía de Puerto Bahía Paraíso, creada por D.S. (M.) Nº 020, de fecha 14 de febrero de 1996, cuyas funciones principales están orientadas a salvaguardar la vida humana en el mar y la protección del medio ambiente acuático, además de representar a Chile en la Antártica.

Las condiciones meteorológicas en el área, viento calma y despejado, permitieron materializar actividades de apoyo en forma simultánea, como la realizada mediante unidades aeronavales, específicamente los helicópteros navales N-44 y N-46, donde se desembarcaron a través de maniobra VERTREP 126 tambores de combustible para el sostenimiento del sistema de operación eléctrica, la entrega de 25 metros cúbicos por medio de botes de goma impulsados por personas de la Infantería Marina y el traslado de víveres y materiales de construcción a través de  barcaza “Skúa”. 

Cabe destacar el significativo apoyo del Curso de Marineros, especialistas en aéreas de mecánica, electricidad, telecomunicaciones y electrónica quienes en forma profesional, cohesionada y abnegada trabajaron en equipo con el personal del Departamento de Operaciones e Ingeniería del Transporte AP 41 “Aquiles”, cumpliendo con las tareas de apoyo para la activación de la Base logrando finalizar las tareas en un tiempo de 14 horas ininterrumpidas de trabajo. 

Asimismo, el Curso de Guardiamarinas, de Marineros y Soldados Infantes de Marina en instrucción, participaron en todas las actividades operativas de la presente COMANTAR, asimilando la relevancia que tiene para Chile el mantener la presencia de la Armada de Chile en el Territorio Antártico y su contribución como soporte logístico tanto de bases nacionales como extranjeras. 

Al término de las tareas, el Transporte AP 41 “Aquiles” se dirigió a la Isla Decepción, y así poder materializar una recalada operativa para efectuar un reconocimiento del área. Cabe destacar que posee en su interior un enorme cráter volcánico y gracias a un angosto acceso desde el mar, llamado “Fuelles de Neptuno”, permite el ingreso a Bahía Puerto Foster. Pudiendo apreciar el impresionante escenario natural que ofrecen los riscos de hasta 500 metros de altura que rodean la bahía, lugar donde en la década del 60 en medio de violenta actividad volcánica,  se realizaron rescates de científicos y dotación de la Fuerza Aérea por parte de Servidores Navales, siendo uno de los hitos de la Aviación Naval de la Armada de Chile.  

De esta forma el desarrollo de la COMANTAR 2020-2021 mantiene desplegada unidades en apoyo al sostenimiento logístico en el Territorio Chileno Antártico, desarrollando tareas fundamentales para el resguardo de la Seguridad e Intereses Territoriales Marítimos, al Desarrollo Nacional y Accionar del Estado, así como a la Cooperación Internacional.