La fuerte caída de visitantes provocada por la propagación del Covid-19 está impactando de forma devastadora a la industria del turismo y a toda la economía regional.

Así lo refleja un análisis realizado por la Cámara de Turismo de Ultima Esperanza respaldado por las estadísticas de ingresos de visitantes al Parque Nacional Torres del Paine, además de otros estudios.

La llegada de visitantes al Parque Nacional venía creciendo paulatinamente en los últimos años. La última cifra anual (año 2019) alcanzó a los 304.947 turistas entre nacionales y extranjeros. Por su parte en la temporada turística -que se calcula en Magallanes desde octubre a abril del año siguiente- arribaron en el período 2017-2018 un total de 246.500 visitantes y en la temporada 2018-2019 lo hicieron 267.691 personas. Esta curva ascendente tuvo una fuerte caída en la temporada que culmina (2019-2020) donde a raíz del estallido social y la contingencia sanitaria hubo un evidente retroceso con 248.895 visitas.

Por el cierre del Parque Nacional Torres del Paine en marzo llegaron 15.389 turistas menos comparados con el mismo mes del año anterior.

La Cámara de Turismo de Ultima Esperanza planteó que “el efecto negativo de este oscuro panorama deja a muchos emprendedores, micro y pequeños empresarios devastados, ya que la crisis sanitaria generó un fuerte impacto en la economía mundial y los principales afectados son las personas que trabajan en el sector turismo en forma directa e indirecta”.

La gerenta de la Cámara de Turismo, Adriana Aguilar Lagos, afirmó que “lamentablemente, el sector turismo en Magallanes adolece de información que dé cuenta de la real importancia que tiene este sector productivo en la economía local debido a la falta de un sistema que proporcione este tipo de información y también porque la característica de las operaciones propias del turismo invisibiliza a muchos que forman parte de la cadena productiva”.

De acuerdo con el Plan de Desarrollo Turístico de la provincia de Ultima Esperanza (2016) la agricultura, la pesca, ganadería y todo lo relacionado con recolección y producción de alimentos trabajan directamente con las empresas turísticas, en su papel como proveedores, siendo beneficiados con el turismo. También lo son el comercio, el transporte, la construcción que gracias al desarrollo turístico generan empleo, indica en su declaración pública la Cámara de Turismo.

Sin embargo agregaron que “la principal preocupación de todos es la salud de la población y siguiendo las instrucciones de las autoridades el sector turismo se detuvo en el ámbito productivo con lamentables efectos negativos en la economía y afectando fuertemente la empleabilidad local”.

Encuesta a 600 empresas

Lo anterior lo basaron en la encuesta aplicada por el municipio de Natales a cerca de 600 empresas de turismo en la temporada 2017 -2018 donde el número total de personas que trabajaba en turismo era cercano a las 3 mil personas. Un 60% aproximadamente trabajaba de manera permanente en turismo, y el restante 40%, lo hacía de manera temporal. El 80% de las personas que trabajaba en turismo en la ciudad de Puerto Natales son residentes locales. “Estas cifras que corresponden a temporadas anteriores pueden entregar una idea del número de personas que ha quedado sin empleo en la Región de Magallanes debido a la contingencia actual, ya que más de un 80% de las empresas ha tenido que desvincular personal, un porcentaje preocupante si se considera que la fuerza laboral de Puerto Natales está representada en un 25% por sector turismo”.

La presidenta de la Cámara de Turismo de Ultima Esperanza, Pilar Irribarra, junto al directorio de la entidad gremial han manifestado la gran preocupación del sector turismo y junto a otros gremios turísticos de la Región de Magallanes y de la provincia de Ultima Esperanza se encuentran realizando distintas gestiones y participando en diversas reuniones (virtuales) con autoridades regionales buscando los apoyos para el sector turismo principalmente con la seremi de Economía, seremi de Trabajo, Corfo, Sernatur y la agenda sigue con gestiones con otros organismos vinculados al turismo a nivel regional y local”. Indicaron que la intención es contar con los apoyos del sector público en forma oportuna para impulsar la reactivación del turismo y la economía regional.