Sólo bastaron cinco semanas para que el nuevo gobierno de Estados Unidos dirigido por el señor Biden, bombardeara Siria. Pero esta vez y a diferencia de su predecesor estas bombas son inclusivas, con igualdad de género y sin discriminación.

Husein Rezuc
Fundación Islámica de Chile