Cartas al Director: «Deudas en tiempos de pandemia»

La pandemia produjo un aumento considerable en el porcentaje de deudores a lo largo del país. Esto disminuyó en algún momento debido al 10% entregado por las AFP.

Actualmente la realidad indica que los individuos pagaron sus deudas y se han vuelto a endeudar, por lo que es fundamental que el gobierno salga en ayuda de los deudores estableciendo medidas de auxilio en conjunto con los bancos y el retail, para así evitar que la gente se siga endeudando y les permita un “respiro”, considerando que una gran parte de la población trabajadora perdió su empleo y otro gran porcentaje vio disminuido sus ingresos, encontrándose en la necesidad de elegir pagar cuentas básicas y alimentación o el pago de créditos hipotecarios o de consumo.

Si bien es cierto la economía resultó enormemente afectada, perjudicando a los trabajadores independientes, informales y pymes, esto no se replicó para la banca y el retail, quienes siguen exigiendo a las empresas de cobranzas el recupero de la mayor cantidad de créditos morosos, lo que implica que muchas de estas personas opten por el no pago y otras que pagan, pero que para cumplir lo hacen solicitando un nuevo crédito, el que destinan al pago de esa deuda morosa y les sirve para solventar además por un determinado periodo sus necesidades básicas, lo que se convierte en un círculo vicioso.

Dicho lo anterior, el Estado se debe hacer presente con medidas excepcionales que logren un equilibrio en la economía de los hogares afectados, implementando por ejemplo, el no pago de cuotas de dividendos durante el periodo de un año, desplazando este pago al final del crédito sin intereses adicionales, traduciéndose en ayudas sustanciales económicamente hablando y un alivio psicológico y emocional.

Gustavo Alonso Rojas
Estudiante de secundaria