Alicia Stipicic
Concejal de Punta Arenas

Durante el 8 de marzo se conmemora un Día especial, el cual tiene como objetivo reconocer el rol de las mujeres en la sociedad y el espacio que han construido.

Para muchas mujeres esta es una instancia para recordar una larga trayectoria, en donde la igualdad ante la ley y condiciones de equidad han sido parte desde décadas, recordando a grandes mujeres y también hombres que han impulsado este proceso.

Esta fecha es para sentir orgullo como sociedad, no de manifestaciones vacías y que muchas veces no representan a la inmensa mayoría de las personas, sino de ver como la historia se ha escrito con esfuerzo, compromiso y sobre todo sentido de responsabilidad.

Diversas líderes del mundo han impulsado grandes cambios, y lo han hecho desde distintas facetas y asumiendo un compromiso con la humanidad. Debemos sentirnos orgullosos de Marie Curie, quien con sus investigaciones en ciencias fue dos veces galardonada con premio Nobel en el siglo XX, Golda Meir quien lidero como Primera Ministra del Estado de Israel diversas crisis internacionales que parecieron insalvables, así como Margaret Thatcher quien fue uno de los pilares del “Mundo Libre” durante la denominada “Guerra Fría” marcando parte fundamental de la historia de Gran Bretaña.

En el contexto de nuestra historia regional no podemos olvidar el legado de Felicia Barría Vera, primera alcaldesa de Punta Arenas en 1950, quien logro para muchos lo impensado asumiendo un tremendo desafío en liderar los destinos de nuestro municipio, sumando una lista cada creciente de mujeres que han aportado con su esfuerzo y compromiso hacer crecer a nuestra querida ciudad.

Cuando las personas, sean mujeres u hombres, quieren aportar en forma decisiva a una sociedad no importan los desafíos sino los puntos de encuentro que nos permitan comprender y conocer diferentes perspectivas, por eso es tan importante la República y los consensos, he ahí el punto fundamental que ha permitido a tantas personas aportar con creatividad, fuerza y vigor en mejorar nuestra sociedad.

En este Día de la Mujer tenemos que estar orgullosos de lo que hemos podido construir en conjunto como sociedad, generando un futuro mejor para todos y comprendiendo que depende de todos reconocer el rol fundamental de las personas en equidad y valorando sus capacidades para generar una sociedad en progreso, libre y en paz.