Colegio de Arquitectos

Durante este mes de agosto se han conmemorado los 80 a帽os del Colegio de Arquitectos de Chile, con diversas actividades y encuentros organizados por la Delegaci贸n Zonal Magallanes y con importante apoyo de la UMAG, que han permitido la reflexi贸n y conversaci贸n propositiva y multidisciplinar respecto al presente y futuro urbano 鈥 territorial de la ciudad de Punta Arenas y su regi贸n austral y ant谩rtica. 

Los desaf铆os de una mejor ciudad tienen oportunidad de avanzar en una visi贸n urbana sustentable y complementaria, con un paisaje de alto valor que conviva con el desarrollo econ贸mico, pero que permita superar la mirada del hist贸rico extractivismo cortoplacista de siglos pasados.

En un enfoque m谩s amplio, el enorme potencial del territorio magall谩nico 鈥 l铆mite sur del continente americano 鈥 permite una nueva mirada geopol铆tica, demostrando una capacidad de crecimiento sustentable en un escenario continental y global de cambios, desde un extremo o fin del mundo que puede transformarse en el nuevo centro del desarrollo sustentable, de las energ铆as renovables, almac茅n alimentario, reserva de agua y tantos otros potenciales que perfectamente pueden ser investigados, desarrollados e implementados en Magallanes.

En este sentido, la oportunidad de establecer un ordenamiento adecuado para la nueva industria y sus infraestructuras asociadas, de conectividad terrestre y mar铆tima, implican -antes de que ocurra- una coordinaci贸n intersectorial donde el inter茅s privado y p煤blico se complementen por un desarrollo que prevenga y evite saturaciones innecesarias, correcciones tard铆as, privatizaci贸n excesiva del borde costero o la duplicidad de muelles e instalaciones industriales con un mismo destino a lo largo del Estrecho, lo que sin duda obliga a un acuerdo amplio y coordinado que debe comenzar cuanto antes, para establecer los nuevos polos industriales, complementarios a los n煤cleos poblados, a los sistemas portuarios existentes y a las zonas protegidas terrestres y marinas.

Adem谩s, el crecimiento demogr谩fico -que incluso podr铆a duplicar la actual poblaci贸n en los pr贸ximos 15 a帽os-, implica preparar urgentemente a las ciudades magall谩nicas que recibir谩n estos nuevos habitantes, evitando tantos desordenes urbanos que de entenderlos y afrontarlos podemos prevenir y resolver, con tal de promover en cambio, una densificaci贸n equilibrada e inteligente de las estructuras urbanas ya existentes, para aprovechar las ventajas de la ciudad compacta con sus menores tiempos de viaje, el ahorro de energ铆a o el acceso equitativo a los equipamientos, oportunidades y servicios urbanos.

En definitiva, mientras antes se inicie este espacio de coordinaciones y acuerdos, mayor ser谩 la certeza que permita su adecuada implementaci贸n, y es precisamente esa la invitaci贸n que queremos hacer para que las instancias y liderazgos representativos locales, capaces de resolver estas condiciones de transformaci贸n, nos sumemos creativos y entusiastas a aprovechar colectivamente esta oportunidad 煤nica de avanzar en las mejores ciudades y territorios que so帽amos y que Magallanes puede liderar.