El 05 de septiembre se conmemora en forma oficial el “Día del Reservista”, jornada que busca enaltecer a quienes forman parte activa de la reserva de las Fuerzas Armadas y se han adscrito en forma activa en las distintas Unidades Base de Movilización.

Los miembros de la Reserva son ciudadanos que en forma libre se han comprometido a aportar con la defensa nacional en cualquiera de sus áreas de misión, en donde la capacitación constante y entrenamiento son parte importante de las actividades que realizan todo los años, a lo cual va acompañado de formaciones y en caso de ser necesario apoyo a las labores de ayuda de las diferentes instituciones de la Defensa Nacional con la sociedad.

Este “compromiso de honor” ha incorporado personas que han realizado su servicio militar y otras que no lo han efectuado, siendo así un punto de encuentro en donde se estable un puente entre la sociedad civil y el mundo castrense, no siendo pocos los ciudadanos que a nivel nacional aportan con su tiempo y voluntad a establecer nexos que permitan acercar la labor de la Defensa Nacional, tanto al mundo académico como a la sociedad en general.

La Reserva del Ejército, en especial en la provincia de Última Esperanza, ha tenido roles destacados en diferentes momentos de nuestra historia, siendo movilizada durante el “Terremoto Blanco” así como también en forma activa durante la Crisis del Canal Beagle en 1978.  Por lo tanto no es casualidad que el reservista Juan Restovich haya sido quien capturo a un oficial argentino en Dorotea durante uno de los momentos más tensos de la crisis con Argentina, formando junto a los soldados, clases y oficiales del Regimiento de Caballería N° 5 “Lanceros” parte de los “Centinelas de Última Esperanza” en aquellos tensos meses que sin lugar a dudas marcaron parte importante de nuestra historia Patria.

En otras ramas de la defensa nacional, como es el caso de la Armada de Chile, miembros de la Compañía de Oficiales de Reserva Naval (CORNAV) como es el caso de Willie Ávila y Carlos Valdenegro, han realizado un trabajo extraordinario en la difusión de la historia naval y marítima de nuestro país, en forma desinteresada y dedicada, generando un aporte real y concreto al fomento de nuestra identidad nacional.

Hoy en día la Reserva de las Fuerzas Armadas están activas colaborando en medio de las tareas de la Pandemia, aportando desde sus respectivos ámbitos de acción al esfuerzo nacional, el cual muchas veces en silencio va entrelazando miles de Historias que son parte de un momento único en que Chile requiere el desvelo de aquellos que realizaron un compromiso de Honor, en su día que será diferente pero no por eso menos significativo.

Francisco Sánchez
Historiador