Alicia Stipicic
Concejal de Punta Arenas

Hoy debemos estar profundamente orgullosos de quienes han forjado nuestra ciudad, mujeres y hombres que se adaptaron a las duras condiciones de nuestra bendita tierra, esa que nos da una serie de oportunidades y múltiples desafíos.

Antonio de Pigafetta, cronista de la expedición de Fernando de Magallanes, ya registraba como aquellos primeros habitantes de la zona se habían adaptado, también lo harían quienes vendrían después de distintos rincones y que a partir del siglo XIX fueron conformando una comunidad única, no exenta de problemas pero con un espíritu de sacrificio y voluntad de vencer.

Esas diferentes generaciones de pioneros, venciendo todo y enfrentando cada vez nuevos desafíos, no protestando contra el destino sino venciendolo, aun nos inspiran y están presentes en nuestras calles.

No me refiero tan solo  a las principales calles, avenidas y monumentos en nuestra ciudad que son reflejo de aquella historia que nos inspira, sino además a aquellos emprendedores que día a día conforman el motor dinámico innovador en nuestra ciudad.
Ellos que con ingenio y superando muchas veces las trabas burocráticas generan su emprendimiento, siendo parte importante de nuestra comunidad prestando servicios y productos, estableciendo una red invisible y un círculo virtuoso, el cual nos beneficia a todos.

A ellos, este grupo que cada día sale a vencer el destino, merece nuestro apoyo y también conocer parte de esas historias, pues como ayer podemos constatar que ese espíritu pionero de nuestra Región de Magallanes y Antártica Chilena está presente y vivo en ellos, lo mejor es que esas motivaciones e ideas se “contagian” de la buena manera, alentando a muchos a seguir adelante.

Ese espíritu pionero está aún presente, como dirían muchos “una sociedad activa y en movimiento”, creadores e innovadores, que son parte importante de la fuerza que nuestra comunidad requiere para recobrar lo mejor de lo nuestro y soñar con un futuro mejor.