Cómo hacer que las cosas pasen hoy

¿Sabías que el 10% de nuestra vida está determinada por lo que nos pasa? Ejemplo: equivocarnos, lograr algo, perder las llaves, llegar tarde, etc. Y el otro 90% está relacionado con la manera en que reaccionamos a estas situaciones que suponen el 10%. Es importante hacer consciente que el 90% dependa de nosotros, ¿cierto?

Hoy, por el momento que vivimos adquiere mayor relevancia la regla “90/10”, que nos regala la psicología, en especial porque nos invita a analizar y replantearnos cómo estamos conectándonos con septiembre y esto lo planteo porque estamos viviendo un periodo de excesos: exceso de información, de expectativas, de emociones, de miedos y alzas de precios, por nombrar algunos, y que al final, lo que hacen es plantearnos dos invitaciones: Por un lado, “dejar que las cosas pasen” y por otro, “hacer que las cosas pasen”. ¿Sabes cuál es la diferencia entre una y la otra? Que en la primera participas y, en cambio, en la segunda estás involucrado.

Es aquí donde menos es más y tú tienes todo lo que necesitas para enfocar tu mente en lo que sí depende de ti. Para esto necesitas, primero, voluntad, es decir, querer hacerlo; segundo, actitud, para hacerte cargo de lo que depende de ti y mantenerte firme; y tercero, pasión, porque si deseas algo sin emoción, para el cerebro solo es una idea y no un deseo.  

¿Cómo lograrlo en un mes corto y colmado de ladrones del tiempo y de la energía, más todo lo que estamos viviendo? 

  • Humildad: Revisa tus expectativas del mes y quédate sólo con las que dependan de ti. Quizás las demás también son importantes, pero hoy no pesan.  
  • Capacidad de síntesis: reduce tus metas a las esenciales para satisfacer tus expectativas.   
  • Vive cada día como si fuera el último: No dejes temas, tareas, ni cosas para mañana. Hoy es el mejor día para hacerlo, porque te lo propusiste y puedes. Mañana no sabes, porque es otro día.
  • Activa tu consciente selectivo: Sé más selectiva/o y en ocasiones frena la avalancha de información que hace que pierdas tu tiempo reafirmando temas que ya crees saber. Aprende a nutrirte de información que te alimente y de energía para lograr tu objetivo del día. 
  • Un paso a la vez: Si estas pensando en algo grande recuerda que lo que tienes hoy es por tus acciones de ayer. La invitación es a levantarte y moverte hacia tu propósito todos los días.
  • Recuerda la ley 90/10, donde el 90% de lo que determina tu vida es por cómo reaccionas a lo que te pasa, por lo tanto, ocúpate de tu felicidad. 
  • El tiempo es relativo, para algunos lo que es corto, para otros puede ser suficiente.