Una extensa caravana vehicular recorrió la ciudad de Puerto Natales exigiendo el reintegro de un médico y un chofer, ambos desvinculados del Hospital Augusto Essmann, con fecha 31 de marzo.

La protesta fue convocada por la FENATS base Puerto Natales en el frontis del centro de Salud, desde donde salió más de medio centenar de automóviles que circularon por las principales calles de la ciudad haciendo sonar sus bocinas.

El Médico Carlos Torres, de nacionalidad venezolana, manifestó en su momento que la decisión que no se le renovara su contrato obedecía a una actitud xenófoba de parte de la dirección del hospital, a la que acusó de discriminación y prácticas antisindicales.

Este jueves el profesional médico se mostró preocupado por su futuro laboral y por la actitud que ha asumido la dirección del hospital. “El miércoles tuve una reunión con el Director del Hospital, Darwin Letelier, quien me pidió que fuera a hablar con él”. En el encuentro Letelier le reiteró que no trabajaría más en el Hospital.

Carlos Torres agradeció a la comunidad natalina su apoyo y señaló que le llamaba la atención que “la gente no sólo está pidiendo que se reconsidere las decisiones y que seamos reincorporados. La gente está molesta por las arbitrariedades que están ocurriendo al interior del hospital, está pidiendo explicaciones, y si éstas no se entregan, incluso está pidiendo la “cabeza” del Director Letelier”.

Planteó que Darwin Letelier “quiere demostrar que es más fuerte que la población, que la gobernación, alcaldías y los concejales y eso me llama poderosamente la atención”.

Por su parte el funcionario Miguel Leiva, quien se desempeñaba como chofer del SAMU, espera una respuesta de las autoridades sanitarias. “Nadie da la cara y son puras evasivas. Esto de quedarme sin trabajo me ha perjudicado bastante. Estoy afectado tanto emocional como económicamente”. Leiva sostuvo que su desvinculación estaría relacionada luego de su incorporación a FENATS. Lo único que espera es que aquella decisión sea reconsiderada.