Con fecha 30 de diciembre de 2019, en la plataforma web de la Contraloría General de la República se publicaron diversos informes finales, sobre diversas investigaciones hechas a instituciones en la Región de Magallanes.

Uno de los documentos tiene como protagonista a la Municipalidad de Natales e involucra al Gobierno Regional.

Según dice el oficio, se llevó a cabo una auditoría a los proyectos de inversión en infraestructura, ejecutados por la Municipalidad de Natales, entre el 1 de enero de 2018 y el 30 de agosto de 2019, con la finalidad de constatar que el control de la entrega, ejecución y supervisión de las obras por parte del municipio, incluyendo el cumplimiento de plazos de inicio de los trabajos y el ajuste a las normas que regulan el proceso. Además, que los gastos efectuados se encuentren debidamente acreditados en concordancia con el objetivo del subsidio otorgado, y que las obras contempladas en los contratos auditados estén materializadas acorde a las especificaciones técnicas y planos que las rigieron.

Son diversas las problemáticas que se indican, pero una de las más reiteradas es la ausencia o falta de controles a las obras de construcción. Salen citadas la “Ampliación y Remodelación sede Club Esmeralda, Natales”, “Reposición cuartel Segunda Compañía de Bomberos de Puerto Natales”, “Construcción Centro Comunitario Iglesia Gracia y Paz” y “Construcción relleno sanitario de Natales”.

En varios de estos proyectos, el municipio indicó que fueron financiados por el Gobierno Regional, por lo que la fiscalización y control deberían ser su tarea. Sin embargo, el informe de la Contraloría indica que corresponde a la Dirección de Obras Municipales dirigir las construcciones que sean de responsabilidad municipal, sean ejecutadas directamente o a través de terceros, no haciendo distinción alguna sobre su fuente de financiamiento, por cuanto los fundamentos expuestos carecen de sustento normativo y legal, no siendo suficientes para desvirtuar lo objetado.

En este contexto, se detectó que hubo pagos excesivos en dos proyectos, “Ampliación y Remodelación sede Club Esmeralda, Natales” y “Reposición cuartel Segunda Compañía de Bomberos de Puerto Natales”. 

En el primero, por extracción de escombros y muros de albañilería se pagó en exceso el monto de $ 1.342.866, lo contratado era por $ 34.688.255. En el segundo, se acordó pagar $ 30.490.837, pero se excedieron en $ 14.075.082. Ambos pagos fueron autorizados por la inspección técnica del proyecto.

En la iniciativa “Reposición cuartel Segunda Compañía de Bomberos de Puerto Natales”, la Contraloría también detectó que la inspección técnica autorizó el pago de partidas que no estaban ejecutadas, por un total de $ 5.744.625. 

Ambas situaciones son consideradas de alta complejidad por la Contraloría y significó el inicio de una investigación sumaria.