COP 25: Negociaciones Contra Reloj

En menos de 20 semanas, se realizar谩 en Chile el evento de negociaci贸n ambiental y clim谩tica m谩s importante del mundo. La COP25 ser谩 la instancia en que representantes de los 197 pa铆ses parte de la Convenci贸n Marco de Naciones Unidas para el Cambio Clim谩tico, se reunir谩n a negociar el reglamento para la aplicaci贸n del Acuerdo de Par铆s, firmado en 2016 y que comenzar谩 a regir en 2020.

La gran tarea pendiente que deber谩 concluirse en Chile, es la implementaci贸n del Art铆culo 6潞 del Acuerdo de Par铆s -para muchos el m谩s importante del Acuerdo- que regula el mercado de carbono, es decir, el mecanismo a trav茅s del cual los pa铆ses podr谩n intercambiar instrumentos financieros que representan reducciones de emisiones de gases efecto invernadero.

El desaf铆o de Chile ser谩 lograr que los negociadores construyan un mecanismo lo suficientemente robusto como para evitar el doble conteo de las reducciones de emisiones y que las mitigaciones logradas en virtud de la aplicaci贸n del Protocolo de Kioto tampoco sean contabilizadas dos veces en el nuevo sistema, de manera que las reducciones que se transen correspondan a nuevas acciones de mitigaci贸n.

Chile y el resto de los pa铆ses que son parte del Acuerdo de Par铆s, deber谩n actualizar sus contribuciones a las reducciones de emisiones y el mundo cient铆fico espera que todos aumenten sus compromisos, para alcanzar la meta de control del aumento de la temperatura global.

Tal como lo ha planteado la Ministra de Medioambiente, Carolina Schmidt, este a帽o el desaf铆o es aumentar la ambici贸n, terminar la negociaci贸n y entrar derechamente a la etapa de implementaci贸n de lo acordado.

Pero para avanzar, verdaderamente en la soluci贸n del problema, todos los pa铆ses deben incrementar sus acciones de mitigaci贸n y adelantar el cumplimiento de sus metas. 

Es evidente que este desaf铆o no puede recaer solo en los pa铆ses en desarrollo, sino muy especialmente en aquellos con mayor impacto y niveles de emisiones como Estados Unidos, Arabia Saudita, China e India.

Como antesala a la COP25 y para encender a煤n m谩s las alertas, el Panel Intergubernamental de Cambio Clim谩tico de Naciones Unidas (IPCC), un organismo cient铆fico integrado por expertos de todo el mundo, revelar谩 en septiembre otro informe enfocado esta vez, en criosfera y oc茅anos, un diagn贸stico en l铆nea con el llamado que Chile realizar谩 al mundo con esta 鈥淐OP azul鈥 enfocada en el cuidado y protecci贸n de los oc茅anos.

El mar, que es un gran captador de CO2, ha pagado un alto precio por ello, aumentando su acidez y temperatura de manera sistem谩tica.

El oc茅ano debe jugar un papel fundamental en la mitigaci贸n y reducci贸n del CO2 atmosf茅rico, por ejemplo, a trav茅s de sus ecosistemas de carbono azul, que se encuentran entre los h谩bitats m谩s amenazados del planeta, lo que hace urgente que los pa铆ses tomen acci贸n, generen pol铆ticas, planes de restauraci贸n y conservaci贸n m谩s intensos.

Los ecosistemas de carbono azul, como los manglares, no s贸lo son importantes sumideros de CO2, sino que tambi茅n representan una importante protecci贸n costera frente a emergencias naturales como los tsunamis, por lo que su conservaci贸n y restauraci贸n se hacen m谩s necesarias que nunca. 

La posici贸n de Chile ha sido clara: la ciencia no se negocia鈥 y el planeta tampoco. Como dijo la joven activista sueca, Greta Thunberg: 鈥淣o tenemos un planeta B鈥, las decisiones que afecten el futuro, se toman hoy, la urgencia es ahora y todos estamos llamados a actuar ante esta emergencia clim谩tica.