Un rechazo generalizado ha tenido el anuncio de la apertura del Parque Nacional Torres del Paine fijada para el primero de junio próximo, pese a lo cual la Corporación Nacional Forestal, Conaf, mantiene inalterable su decisión hasta el momento.

El anuncio del ministro de Agricultura, Antonio Walker, que causó sorpresa en su momento, fue ratificado en Magallanes por el director regional de Conaf, Mauricio Véjar.

Al rechazo a la medida se sumó ahora el alcalde Roberto Cárdenas y los concejales de la comuna de Torres del Paine, donde se encuentra ubicado el mencionado atractivo turístico.

Los aludidos representantes comunales manifestaron su oposición a dicha medida por los problemas que “esto podría generar para la integridad de los habitantes, visitantes y trabajadores de Torres del Paine ante el brote de coronavirus. Todo el país está al tanto de la situación que se vive en estos momentos, por eso el alcalde de Torres del Paine junto al Concejo Municipal consideran imprudente una posible apertura de la reserva de la biósfera”.

La decisión se respaldó en parte en la opinión del propio sector del turismo que señala como innecesario abrir esta área silvestre protegida, enfatizando en que “se debe tomar una serie de medidas para evitar contagios en la próxima temporada turística”.

Sobre Torres del Paine agregaron que “no hay que olvidar que el turismo es el principal vector de la pandemia y la apertura de la reserva natural significaría la exposición de muchas personas, arriesgando su integridad, más aún en la temporada invernal donde se intensifican las enfermedades de tipo respiratorio”.

Rechazo cerrado

Por todo lo anterior, consideran “irresponsable una apertura tan temprana”. Ante ello sugieren “una reapertura posterior a los meses de invierno, o bien, cuando los índices de contagio hayan bajado significativamente y disminuya el riesgo de contagio de la población”.

Con anterioridad la ex consejera regional Antonieta Oyarzo había calificado la apertura del recinto como “apresurada e imprudente”. Efectuando -en la oportunidad- un llamado a tomar en cuenta las opiniones de las autoridades locales, al sector turismo y a la ciudadanía en general.

Esta propuesta de crear mesas de trabajo también fue planteada por la Asociación de Hoteles y Servicios Turísticos de Torres del Paine que agrupa a más de un 90% de los alojamientos que existen dentro y aledaños al Parque Nacional. En la oportunidad realizaron un llamado a las autoridades a posponer la apertura del recinto hasta iniciar una coordinación público-privada y establecer protocolos mínimos que resguarden la seguridad de todos.

Por su parte los sindicatos de Conaf – institución que tiene en sus manos la administración del lugar- calificaron de irresponsable y sin base técnica y “menos sanitaria” el anunció por parte del ministro de Agricultura Antonio Walker de abrir el Parque Nacional Torres del Paine junto a todos los Parques Nacionales, Monumentos Naturales y Reservas Nacionales del país. Indicaron que se trataba de una decisión política dirigida a “dar una falsa imagen de normalidad”.