El 1 de agosto comenzó la postulación al Aporte Fiscal para la Clase Media, beneficio de $500 mil pesos que busca apoyar a las familias de clase media que tenían ingresos formales entre $400 mil y $2 millones de pesos, y que han tenido una disminución de al menos un 30% en sus ingresos debido a la pandemia.

Muchos magallánicos han quedado excluidos de este aporte del gobierno ya que los beneficios tributarios que reciben por vivir en zona extrema son considerados como ingresos, dejándolos fuera injustamente.

De esta manera, el diputado independiente sostuvo conversaciones con la ministra Karla Rubilar, con el ministerio de Hacienda e Impuestos Internos para corregir la situación.

Además, el parlamentario exigió una página donde las personas que postulen a este beneficio y les rechacen su solicitud, puedan apelar. “Muchas personas quedaban injustamente fuera, es por eso que se requiere con urgencia una página de apelación”, manifestó.