Coronel Jorge Beauchef I.

En las ciénagas de Mocopulli en Chiloé, combatieron las fuerzas patriotas al mando del Coronel Jorge Beauchef I. y las fuerzas realistas comandadas por el Coronel José Rodríguez Ballesteros. El último había desembarcado el día anterior en el puerto de Dalcahue y marchaba hacia Ancud, unos 65 kilómetros al norte, con el objetivo de atacar de forma inesperada desde el sur, mientras que otras fuerzas desembarcadas en Chacao lo harían simultáneamente desde el noreste.

Coronel Jorge Beauchef I.

Las fuerzas realistas conocían el avance y se encontraban apostadas ocultas en los bosques y disponían de un cañón y de la ventaja de contar con conocimiento del terreno. Los patriotas marchaban conformados en la vanguardia por una compañía del Granaderos Nº 1, al mando del Capitán Guillermo Tupper, al centro lo hacia el Batallón Nº 8 y en la retaguardia al mando del Coronel José Rondizzoni, marchaba el Batallón N° 7.

El ataque realista se produjo sorpresivamente desde una posición elevada, que unido al desconcierto entre los patriotas, resultó exitoso en un principio. Los hombres de Beauchef lograron sobreponerse a la adversidad inicial y repelieron a los realistas. Ambos lados tuvieron alrededor de un centenar de bajas y no hubo un claro vencedor, ya que, aunque las tropas realistas se habían retirado del campo, los patriotas tuvieron que replegarse a Dalcahue y abandonar el plan de llegar hasta la actual ciudad de Ancud.

Beauchef en sus memorias cuenta 90 muertos y 144 heridos. Tupper habla de 320 hombres muertos y heridos, no obstante, cualquiera de estas cifras indica la perdida de la eficiencia de combate de los dos cuerpos involucrados.

Monumento a la Batalla de Mocopulli de 1824 a un costado de la ruta 5 camino a Castro