“El castor se está acercando al gran ícono turístico de la región que son las Torres del Paine”

Este miércoles se anunció la captura de un castor en la estancia Sutivan, Isla Riesco. La noticia encendió las alarmas en la región, dado que por primera vez se atrapó a este herbívoro en la comuna de Río Verde.

Por la peligrosidad de esta especie invasora, rápidamente se activaron los protocolos del SAG y GEF Castor, que apresaron a ejemplar juvenil de 9.5 kilos y 90 cms.

Al respecto, Melissa Carmody, coordinadora del Parque Karukinka de WCS Chile, que colaboró en la implementación del proyecto de GEF Castor, comenta que la noticia era esperada dado el escaso control sobre la especie. A lo que agrega que las proyecciones indican de que el castor puede llegar hasta la región del Maule.

Complejo combate

“La especie no tiene depredadores naturales” resalta Carmody respecto a la expansión del castor por la región. En cuanto a lo que se debe realizar para controlar este herbívoro, Carmody señala que se debe erradicar del territorio.

Lo anterior, requiere de muchos recursos y planificación, dado que son zonas muy aisladas, y el trabajo esporádico para su captura termina siendo escaso, dado que el castor rápidamente se moviliza.

Riesgos de la especie

En ese contexto, la bióloga marina detalló el proceso de destrucción del castor.

“El castor tiene un efecto muy importante en los ecosistemas magallánicos, específicamente, en los bosques ribereños, que son los que están al lado de los cursos de agua. El castor tala los bosques, represa los ríos, los transforma en laguna, y eso termina inundando todo lo que está alrededor, y entonces va matando los bosques”.

Pese a que esta preferencialmente en zonas aisladas de la gran población, la captura en Isla Riesco se suma a la fuerte presencia en Laguna Parillar, al sur de Punta Arenas.

Por eso, Carmody alerta que esta evidenciado que esta especie daña los cursos de agua, con agentes patógenos, lo que es un posible riesgo para las comunidades si esto no se controla previamente.