El permanente control de la Armada de cada movimiento de los pesqueros chinos

En los 煤ltimos d铆as, ha sido notoria la presencia de una flota de barcos calamareros, provenientes de China, a la gira frente a los sectores de Le帽adura y Discordia. Durante las noches, llaman la atenci贸n por su luminosidad y por el intenso ruido de sus motores. Se encuentran en lo que se denomina 鈥減aso inocente鈥, esto es, de paso entre el oc茅ano Pac铆fico y el Atl谩ntico, donde capturan calamares, entre los meses de noviembre y marzo, mientras que el otro periodo, va entre junio y agosto, cuando las naves van de regreso al Pac铆fico.

Una veintena de barcos permanece fondeada al sur de Punta Arenas, aunque son 58 los que la Armada monitorea en el estrecho de Magallanes.

El capit谩n de fragata litoral de la Capitan铆a de Puerto de Punta Arenas, Rodrigo Esparza Bast铆as, explic贸 que tienen un permanente control de todos los movimientos de estas embarcaciones y, en general, de todas las que circulan por la regi贸n, en una labor de 24 horas que se realiza en la Central de Monitoreo Mar铆timo de la Capitan铆a de Puerto.

鈥淓n este momento hay veinte pesqueros fondeados en el sector de Le帽adura, controlados por la Armada. Han cruzado un total de 58 por el Estrecho, que navegan en base a un convoy pero se tienen que juntar entre 5 y 6 naves que as铆 se van navegando hacia el Atl谩ntico y que son solicitados a trav茅s de una agencia de naves. Pertenecen a la flota pesquera internacional china, que extrae calamar rojo, principalmente. La flota completa es de 310 pesqueros aproximadamente鈥, detall贸.

En cuanto al proceso de tr谩nsito, agreg贸 que navegan junto a un pr谩ctico que los gu铆a, para darles mayor seguridad en las angosturas y as铆 evitar cualquier tipo de accidente. 鈥淓stas naves obviamente, est谩n cumpliendo toda la normativa nacional de no hacer nada, ni contaminar ni extraer ning煤n tipo de recurso hidrobiol贸gico por parte de su tripulaci贸n. Tambi茅n se est谩 ejerciendo un control para evitar que existan il铆citos a bordo o que alguien se pueda escapar鈥, a帽ade Esparza, abordando un tema que cada tanto, tiene alg煤n episodio en la regi贸n, que genera una serie de mitos: que los tripulantes son presos, que viven en condiciones inhumanas. Detalles que la Armada desconoce, salvo por testimonios de algunas de las personas que fueron rescatadas en una oportunidad. 鈥淣osotros tenemos comunicaci贸n por medio de los capitanes, en que se les indica d贸nde deben fondear, y lo hacemos a trav茅s de las diferentes agencias de naves, que son contratados para solicitar servicios ante la Armada y coordinar lugares de fondeo鈥.

Este 鈥減aso inocente鈥 debe ser regulado por los pr谩cticos de naves desde Primera Angostura. Una vez en aguas internacionales, los productos que pescan los entregan a naves de apoyo, los que a su vez, los env铆an a buques factor铆a. La zona de operaciones que tienen est谩 en ambos oc茅anos y por eso, su zona de tr谩nsito es el Estrecho. 

40 a 60 tripulantes

El capit谩n Esparza advierte que si bien estas naves puedan lucir deterioradas 鈥渃uentan con una certificaci贸n por parte de la Rep煤blica Popular China. Hay naves que llegan a tener de 40 a 60 tripulantes, dependiendo de las dimensiones鈥.

La normativa nacional no permite que estos barcos realicen pesca extractiva en aguas nacionales, lo que se va monitoreando desde la Unidad Mar铆tima Arc谩ngel adem谩s de un drone, sumado al trabajo de Sernapesca. 鈥淪e controla en Paso Tortuoso, en los faros habitados y las naves nacionales tambi茅n informan si ven algo anormal. No ha ocurrido ninguna denuncia. En caso que aquello suceda, dependiendo de lo que determine el juez, se fijan multas altas, de acuerdo al il铆cito. La comunicaci贸n con las naves es en ingl茅s y mantenemos comunicaci贸n directa con la agencia, que es la que se entiende con el armador o el capit谩n de la nave, y en el pr谩ctico de trabajo, el idioma es ingl茅s, que es muy t茅cnico y no admite interpretaciones鈥, subray贸 Esparza.

La cifra m谩xima de naves chinas registradas es de 310, tarea que se desarrolla en el Sistema de Identificaci贸n Autom谩tica. Hasta el momento, desde que se iniciaron los registros, a mediados de la d茅cada del 鈥90, no tienen detectados accidentes.  Y aunque la tripulaci贸n no puede descender a tierra, hay excepciones, como un problema de salud. 鈥淧rimero se hace la solicitud por medio de la agencia, hay un protocolo interno de cada nave, que se comunica con la Rep煤blica Popular China, y posteriormente se hacen los tr谩mites a trav茅s de los consulados o embajadas correspondientes鈥, concluy贸 el capit谩n de Puerto de Punta Arenas, Rodrigo Esparza.