Una labor silenciosa y que va más allá de lo tanatológico –autopsias- es la que realiza el Servicio Médico Legal (SML), institución que hoy 30 de agosto celebró 104 años como ente científico-técnico en materias médico legales y forenses, con un accionar de calidad, eficiente, oportuno e imparcial. 

Como servicio público dependiente del Ministerio de Justicia, el Seremi del ramo, Fabián Mella Olivos, realizó esta mañana un saludo a su Directora Regional (S), la médico legista Maricarmen Bravo, y a través de ella a sus funcionarios en Magallanes. Remarcó que todos ellos desarrollan con esmero y esfuerzo una tarea difícil, que busca dar certeza científica y jurídica al sistema de justicia en su conjunto.

Desde que el 30 de agosto del año 1915 se dictó el Decreto N° 185 que reglamentó las labores y el funcionamiento de la Morgue de Santiago, el SML se ha posicionado como referente que asesora técnicamente a los Tribunales de Justicia y al Ministerio Público en materias médico-legales a través de diversas pericias, y desde 2005 es regulado por la Ley Nº 20.065 (de Modernización, Regulación Orgánica y Planta del Personal del Servicio Médico Legal). 

A su vez, la doctora Bravo mencionó que si bien se les identifica siempre con las pericias tanatológicas, aproximadamente el 9% de su trabajo a nivel regional corresponde a área forense, ya que el resto corresponde a exámenes de laboratorio como alcoholemias, toxicología y lesiones, al igual que pericias sociales, clínicas y de salud mental por evaluaciones de imputados y víctimas. Asimismo, a fines del año pasado los propios funcionarios del servicio implementaron un rincón infantil, dado que allí brindan numerosas prestaciones a niños, niñas y adolescentes, quienes muchas veces son víctimas de maltrato o de violencia de tipo sexual.

En materia de profesionales, a nivel regional cuentan con médico legista, tanatología, especialidad clínica, médico psiquiatra, psicóloga adulta e infantil, así como médicos y químico farmacéuticos que laboran en la parte laboratorio de alcoholemia y toxicología.

Dentro de la permanente modernización del servicio, entre sus desafíos figura la próxima adquisición de un cromatógrafo, que resulta una prioridad, ya que permitiría dar mayor rapidez y expedición al tema de las alcoholemias. Así también, se contempla la creación de una unidad básica forense en Tierra del Fuego, aspecto en el que se trabaja codo a codo con el Seremi. Al respecto, Fabián Mella señaló que “ya está marcada la hoja de ruta y lo que venimos trabajando activamente para subir aún más los estándares, que es siempre la meta que tiene el Servicio Médico Legal, de acuerdo a los lineamientos que nos ha fijado el Presidente Sebastián Piñera”.