La Fuerza Aérea de Chile amplió la zona de búsqueda del avión C-130 Hércules siniestrado camino a la Antártica, estableciendo cuatro cuadrantes que están siendo sobrevolados por diferentes naves.

En tanto, la Armada también está trabajando en cuadrantes, pero más acotados, los que están siendo repasados metro a metro y sólo ampliará el área de rebusca cuando tengan la absoluta seguridad de que se ha rastreado totalmente el sector asignado.

Así lo informaron esta mañana los comandantes de la IV Brigada Aéreay de la III Zona Naval, general Eduardo Mosquiera y contraalmirante Ronald Baasch, respectivamente, en una conferencia conjunta brindada en la base aérea Chabunco, en Punta Arenas.

Cabe recordar que el área en la cual se está concentrando las labores es en el Mar de Drake, zona en la cual se perdió todo contacto con la nave siniestrada, en la cual viajaban 38 personas.

El general Mosqueira destacó que las condiciones meteorológicas son hoy más favorables que las de ayer, lo que permite enfrentar con mayor optimismo las labores de rebusca.

El contraalmirante Baasch puntualizó que las naves dispuestas en la zona búsqueda están desde las 00 horas de hoy rastreando el sector asignado y que cumplirán con repasar cada zona en 40 horas. Sólo después de aquello se podrá ampliar el área de trabajo.

El general Mosqueira apuntó que inicialmente son seis días de búsqueda, los que pueden extender por otras cuatro jornadas. Si en tal lapso no hay éxito, tendrá que ser una decisión del estamento central en Santiago la que determine seguir con los trabajos en la zona.