“La mitad de los cementerios municipales están saturados o lo harán en los próximos 2 años. Esta es una condición dolorosa e inquietante que priva a la sociedad de derechos y de oportunidades al momento de morir. 

La pandemia encontró a las ciudades chilenas mal preparados para enfrentar el aumento de la muerte de su población, porque existe una crisis en el sistema nacional de cementerios públicos.

Se identificaron 47 cementerios ya saturados al 100%. Dificulta una rápida regularización, el hecho que 28 de ellos no podrán ampliarse por estar rodeados de tejido urbano y en estas ciudades la población necesita un nuevo cementerio. 

De los 100 casos estudiados, 34 cementerios sí pueden ampliarse para ganar capacidad a largo plazo, asegurando su funcionamiento normal por más de 50 años. Además, otros 15 cementerios pueden ampliarse a menor escala y ganar capacidad a corto y mediano plazo, para una o dos décadas. Esta información ya fue entregada a los municipios.

Sólo 8 cementerios disponen de más de un 20% de su superficie interior sin utilizar y se destacan 2 municipios que están construyendo nuevos cementerios”.

Cementerio Sara Braun

En este estudio se hace referencia al cementerio Sara Braun de nuestra capital regional, Punta Arenas, el que se encuentra saturado hace mas de 25 años.

Cementerio Municipal Padre Pedro María Rossa

En un plano totalmente opuesto, el cementerio Municipal de Puerto Natales Padre Pedro María Rossa se encuentra en el top de la evaluación con un espacio calculado de 38 años en un espacio cercano a las 3 hectáreas de terreno disponible.

Arquitecto Tomás Domínguez