Expo “Un Gran Canasto”, una experiencia cultural en torno a la artesanía Kawesqár

La Expo “Un Gran Canasto”, organizada por la Fundación Pueblo Kawésqar, presentó en Puerto Natales la artesanía tradicional en junquillo de nueve creadores Kawésqar. Acompañando la muestra, las artesanas compartieron con los asistentes sus conocimientos ancestrales, a través de dos talleres de cestería en junquillo y una charla sobre canoas y navegación, dictados por Susana Vargas, Amil Caro y Felicia González, respectivamente. 

La Expo “Un Gran Canasto” se presentará además en Punta Arenas, durante los días 10, 11 y 12 de noviembre y en Santiago, durante el mes de diciembre, hasta donde llevarán parte de la tradicional cestería confeccionada en junquillo, los talleres y la cosmovisión de este pueblo vivo.

Las exposiciones y, en general, el trabajo realizado por la Fundación Pueblo Kawésqar persigue transversalmente incentivar el reencuentro entre artesanas y artesanos, para poner en valor la cultura y el patrimonio del pueblo Kawésqar, lo que contribuye a mejorar la calidad de vida de los y las artesanas e impulsa la continuidad de esta tradición, ícono de su cultura.

“No son muy comunes en nuestro país las obras colectivas de artesanía tradicional, sin embargo, durante todo este año se ha confeccionado en Magallanes, por primera vez, un gran canasto de junquillo. Hecho con las manos, historias y transmisión de saberes profundos de los más reconocidos artesanos del pueblo Kawésqar, quienes han querido participar del proceso creativo de esta obra, de la recolección de materia prima, del tejido mismo y, finalmente, de la exhibición de esta gran pieza que refleja el sentido de este proyecto”, comentó Francisco González, director de la Fundación Pueblo Kawésqar.  

La cestería de junquillo estaba presente en la vida cotidiana de este pueblo a través de objetos prácticos utilizados en la recolección y cocción de alimentos, por ejemplo. “La cestería es un artefacto que se construye con fibra vegetal. Hay dos tipos de canasto, dependiendo del uso que se dé. El canasto de tierra, más cerrado, se usa para recoger los huevos, los frutos, los hongos; el canasto de mar, más abierto, era utilizado por las mujeres especialmente en el mar, quienes buceaban para extraer los recursos”, comentó Celina Llanllán. 

La iniciativa contó con la participación especial de estudiantes de la Escuela de Villa Dorotea y de un grupo de jóvenes del programa We Learn del Liceo Gabriela Mistral, quienes con gran interés aprendieron a crear pequeñas piezas en junquillos guiados por las artesanas.

La exposición fue financiada por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, a través de la línea de Difusión del Fondart Regional y por el Fondo Chile Compromiso de Todos – Segundo Semestre 2021 del Ministerio de Desarrollo Social y Familia. Y contó con el apoyo de la Ilustre Municipalidad de Puerto Natales y la Fundación para la Superación de la Pobreza.