Feliz Día Mundial del Perro

Canalla es aquel que pone a su perro en el auto

y lo deja tirado en el punto más lejano de la carretera

y que sin una sola señal de perturbabilidad facial

deja escapar sin culpa y casi de reojo

una última mirada a su mascota desechable,

que paralizada e indefensa, como adivinando lo que viene, suplica clemencia con sus ojos indefensos…

…que se quedan eternamente inmóviles

…clavados en el coche que se aleja,

…que raudamente desaparece en la distancia,

…como raptado por las sombras de la tarde,

como tragado por la espesa bruma

que moja y congela el pavimento.

Y allí yace, durante largos e interminables minutos, el despreciado guardián de ojos indefensos…

condenado a deambular sin rumbos sobre suelos desconocidos, donde acechan el hambre, el frío,

la carne envenenada, el golpe perverso;

…donde lo espera ya la muerte,

disfrazada de calle basurienta, de rastrojos, de barro y de polvo;

…donde finalmente reposen sus huesos cansados, su vientre vacío, su existencia errabunda, cruelmente olvidada.

                            Noé Felipe Bastías Soto
Profe de filosofía 
Chile