La jornada del viernes 13 de diciembre no pasó inadvertida por los habitantes de Puerto Natales, ya que muchos de ellos comenzaron a percibir en sus casas emanaciones cargadas con un intenso olor a gas que se extendió por todo el día, generando así una situación de alarma colectiva que, en muchos casos, según señalan algunos habitantes de la comuna, les produjo malestares.

Por tal razón es que el Gobernador de la Provincia de Última Esperanza, Raúl Suazo, citó a una reunión a integrantes de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) y de la empresa distribuidora involucrada, Gasco Magallanes. Esto con el fin de obtener una respuesta formal respecto a este proceso de odorización excesivo que se le realizó al gas, hecho que se da por segunda vez en el año.

Al finalizar la cita, el Gobernador Suazo tuvo palabras para referirse a los puntos que se tocaron, señalando que “la conclusión a la que llegamos es que nosotros como autoridad, tenemos que conocer el calendario de mantenimiento, para estar atentos y poder informar oportunamente a la población y no tener que reaccionar luego de una serie de llamados, ese es un compromiso adquirido, nosotros tenemos que estar al menos 24 horas antes con conocimiento de la realización de estos procesos, alertar a la población y no tener que esperar un comunicado, que suele llegar un poco tarde, generando demoras que intranquilizan a la población”. 

Por parte de la empresa Gasco Magallanes, su gerente comercial, Gonzalo Barrera, enfatizó que “ya se ha conversado en varias ocasiones este tema, ya que como sabemos esta situación se dio también hace unos meses atrás y la idea ahora es intensificar los protocolos que nosotros manejamos con nuestro proveedor para que justamente esto no se repita y tener más resguardo en relación a cómo se está haciendo este proceso de mantenimiento para evitar futuros inconvenientes relacionados con el mismo tema”.

Por otro lado, Juan Barticevic, director regional de la SEC, destacó el rol que tendrán como Superintendencia a la hora de fiscalizar estos procesos, al respecto argumentó que “vamos a estar monitoreando y vamos a requerir antecedentes tanto a la empresa distribuidora como a la empresa proveedora del combustible con el fin de que haya una mejora en los procesos y normativas que utilicen para ejecutar este tipo de actividades, que si bien no afectan a la seguridad de las instalaciones y de las personas, sí generan bastante preocupación por el olor que se produce en el ambiente y se asocia a fuga de gas”.

De esta manera, la Gobernación Provincial asumió el compromiso de estar monitoreando esta situación junto con Gasco Magallanes y la SEC, con la finalidad de poder adelantarse a los hechos e informar oportunamente a la población en los casos en que se genere este tipo de mantenciones, que puedan generar algún olor en las cañerías y en los hogares de las personas.