A partir de un trabajo coordinado entre autoridades y Fuerzas Armadas y de Orden Público, la noche de este viernes se generó un extenso operativo de fiscalización nocturna durante el toque de queda, esto con el fin de generar conciencia respecto al acatamiento de las indicaciones de la autoridad sanitaria, de manera tal de evitar un aumento en la tasa de contagios, hecho que podría significar un retroceso en el Plan Paso a Paso en la comuna de Natales.

De este modo fue que, en un esfuerzo conjunto entre el Ejército, Armada, Carabineros de Chile, Policía de Investigaciones, personal de la Seremi de Salud y la Gobernación de Última Esperanza, se desarrolló un operativo por las distintas calles de la ciudad de Puerto Natales.

Ante la puesta en marcha de esta acción, la gobernadora de la provincia, Ericka Farías, comentó que “salimos a fiscalizar debido al alza de contagios en la provincia de Última Esperanza, estamos en un operativo junto a la Seremi de Salud y las FF.AA., de Orden y Seguridad Pública. Hemos encontrado algunos casos de personas, lamentablemente, infringiendo las normas sanitarias y hacemos un llamado a que respeten los horarios de toque de queda y que respeten la cuarentena los fines de semana”.

La jornada inició a las 22:00 horas, momento en que comienza el toque de queda; las diferentes policías se desplegaron a lo largo de Puerto Natales cubriendo gran parte de la ciudad, mientras que la policía marítima se encargó de todo el sector del borde costero.

Asimismo, la gobernadora hizo un llamado a la comunidad manifestando que “nosotros hoy día estamos en una situación bastante difícil y como provincia estamos en un límite que nos puede hacer retroceder; por lo tanto, los llamo a que cuiden su salud y la de su familia, ya que es indispensable que nosotros demos el ejemplo y cada uno desde su lugar”.

Finalmente, la autoridad provincial señaló “agradezco el trabajo diario que realizan la Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad Pública para colaborar en el cumplimiento de las normas sanitarias, esto es trascendental porque la vida de otros, dependerá del comportamiento que todos tengamos hoy”.

El operativo culminó con cinco detenidos que pasaron a control de detención por encontrarse en la vía pública sin portar la documentación requerida por la autoridad sanitaria en horario de toque de queda.