Luego de más de cien días en cuarentena, a inicios de enero la comuna de Natales avanzó a Fase 2 en el plan Paso a Paso, situación muy esperada por los residentes de la provincia, ya que permitió un mayor nivel de desplazamiento, además de poder reabrir el comercio de acuerdo a lo establecido por la autoridad sanitaria.

Pese a lo anterior, la comuna ha venido experimentando hace algunos días un aumento en las cifras de contagios por Covid-19, hecho que ha generado preocupación entre las autoridades, quienes han trabajado con diferentes actores involucrados en el tema con la finalidad de poder proteger la salud de la comunidad.  

Al respecto, la gobernadora Ericka Farías señaló que “hoy día jueves 21 de enero la comuna de Natales tiene 54 casos positivos por Covid-19, hago un llamado a la comunidad a que extrememos las medidas de autocuidado, que evitemos las reuniones sociales, sabemos que es una época en donde hay días lindos, pero la idea es evitar ir a lugares como Laguna Sofía, Laguna Figueroa o alrededores por el nivel de concurrencia que generan”. 

Finalmente, la autoridad provincial pidió la cooperación de la comunidad para salir de esta situación que complica a Natales señalando que “hoy día estamos preocupados de frenar la pandemia, esto no lo podemos hacer solamente las autoridades, lo tenemos que hacer entre todos. Si no queremos volver a Cuarentena, si queremos avanzar hacia la Fase 3, les pido que respeten las normas sanitarias, ya que extremaremos las medidas de fiscalización y en aquellos casos en que se infrinjan las normas sanitarias, se aplicará debidamente la ley”.

Este es un hecho que afecta no sólo a la provincia de Última Esperanza, sino a la región de Magallanes, por lo mismo, este mediodía, la intendenta Jennifer Rojas junto a autoridades regionales de Salud, recordaron a la comunidad las medidas de prevención del Covid-19, reforzando el mensaje de no generar fiestas clandestinas y mantener una actitud de autocuidado, ya que es una prioridad poder tener disponibilidad de recursos para mantener una adecuada operatividad del sistema de salud en la región.