Grave negligencia médica: “Se fracturó la pierna derecha y le operaron la izquierda”

Un grave caso de negligencia médica se produjo en el Hospital Clínico de Magallanes. Bárbara Zamora Manzo, joven madre y trabajadora independiente, fue hasta dicho centro asistencial tras sufrir una fractura en su pierna derecha durante un accidente. Fue intervenida, pero, al despertar, se dio cuenta que le habían operado la pierna equivocada.

Barbara explica que el día de la operación ingresó con vendas en el pie derecho, que estaba inmovilizado, recuerda que estaba feliz pensando que iba a mejorar. Al llegar el médico le pregunta qué le paso y la evalúa. Luego le hacen firmar un papel de consentimiento (el cual lo lee bien) y avisa que es alérgica al paracetamol, penicilina y derivados. Antes de la intervención, una de las funcionarias de salud le da al doctor sus datos sobre la pierna fracturada y las alergias.

Al despertar de la operación y por curiosidad sacó la sábana para ver el estado, dándose cuenta que el pie derecho no tenía nada, mientras que el izquierdo estaba vendado.

Así se dio cuenta que le habian intervenido quirúrgicamente y le habían puesto los clavos en el pie sano. Luego la mandaron a su casa, con un tratamiento farmacológico, el mismo que especificó antes de la operación que le daba alergia.

No pudo dormir de dolor y la solución fue que la operaran al otro día para extraerle los tornillos del pie izquierdo y pasarlos al derecho. 

“A mi familia le dijeron que yo no especifiqué el pie y, raramente, la hoja que firmé yo estaba arrugada y rota como si la hubieran tirado y había otro consentimiento nuevo sin firma mía”, dice mostrando el respaldo de su documento arrugado y tirado, y toda la otra documentación.

Tras interponer el reclamo formal por escrito, Bárbara evalúa tomar acciones legales.

La versión del Hospital Clínico de Magallanes

El Hospital Clínico de Magallanes emitió un comunicado señalando: “Efectivamente, la paciente fue ingresada a pabellón con el fin de recibir solución quirúrgica a una fractura en uno de sus pies el 5 de enero de 2023. Debido a motivos que se investigan, se produjo un inconveniente durante el proceso que fue rápidamente notificado.  El 6 de enero, la paciente ingresó nuevamente a pabellón para revertir la situación y entregarle así, la resolución a su fractura”.

Agregan que el hospital ha puesto en marcha el protocolo de trabajo para revisar los procesos internos e identificar responsabilidades administrativas públicas, a fin de que esta situación no vuelva a reiterarse. “Asimismo, el equipo médico y autoridades de la institución se contactaron con la familia y la paciente inmediatamente habiéndose conocido el hecho con el fin de aclarar lo sucedido y presentar acompañamiento y apoyo”.

Tras el comunicado: “Le quieren bajar el perfil” 

Tras conocer el comunicado, la joven madre comentó: “‘Inconveniente’ se llaman ahora las negligencias médicas, ¡cómo le bajan el perfil a lo ocurrido! Tengo un ardor fuerte en mis pies que llega hasta la cadera, me cuesta dormir ya que no hay forma de que baje un poco el dolor, no puedo ejercer mi trabajo que es mi pasión y no tengo ingresos, sólo mi esposo puede apoyar en la parte mía, pero, claro, a ellos qué les importa. 

Advierte que el comunicado dice que han aclarado todo a la familia y a ella, pero esto lo desmiente. Explica que le han dado distintas versiones y hasta la culparon a ella, por no decir cuál era el pie fracturado. “¿Cómo a simple vista no ven el pie con moretones, cómo no identificaron un pie sano? Ellos salen caminando y hacen su vida normal, en cambio yo tengo que estar en reposo y en silla de ruedas (…) ¿Qué se creen diciendo que dan el apoyo o son empáticos? Las palabras bonitas no tapan lo que me hicieron, señor director. Ni siquiera se han acercado por último a prestar ayuda”, acusa.