El Servicio de Maternidad del Hospital Augusto Essmann elaboró un protocolo sanitario para mantener el acompañamiento en el proceso de parto durante este periodo de pandemia. 

El objetivo es mantener el acompañamiento de la madre durante este momento fuera de todo riesgo de contagio del Covid-19, tanto para ellas como para los funcionarios y las personas que acompañan a las mamás en esta etapa.

La supervisor (s) del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Augusto Essmann, Angela Painenao, manifestó que “el objetivo principal es cumplir con este acontecimiento tan importante para que la paciente se sienta acompañada y no les genere estrés ni miedo, porque es un derecho de las pacientes y nosotros buscamos la forma para que esto siga pasando pese a esta contingencia”.

Para lograr este objetivo acotó que “la persona significativa (acompañante) ingresa hasta la Urgencia, se le toma la temperatura, le realizamos una pauta de evaluación y, si es asintomática y sin riesgo de haber tenido contacto con alguna persona Covid-19 positiva, se ingresa en fase activa de fase de parto. El acompañante se viste de ropa clínica, ingresa al área de preparto utilizando todos los elementos de protección personal”.

Tras ello el acompañante abandona el servicio para luego, ya dada el alta, ir a buscar a su pareja o familiar.