Jorge Flies demandará al Estado por daño al enajenar bienes de la CORMAG con perjuicio sobre $300 mil millones

También se prepara otra demanda contra el fisco por la falta de transferencia de recursos vía Ley Espejo por fondos del Transantiago y que alcanzaría a los $150 mil millones.

Dos demandas en contra del Estado interpondrá en los tribunales civiles de Punta Arenas en los próximos días el recién asumido gobernador regional de Magallanes, Jorge Flies, en representación de la región y que buscan resarcir daños y perjuicios en los que habría incurrido el fisco.

Las acciones, que están en preparación con el equipo jurídico, fueron anunciadas por Flies en la parte final de su discurso que pronunció en la solemne ceremonia al asumir en el cargo.

Una de las demandas se relaciona con dineros que no fueron destinados a la región correspondientes a la llamada Ley Espejo que fue promulgada en el año 2009 y que persigue beneficiar a las regiones con recursos equivalentes a los que se destinan para financiar el sistema de transporte de la capital, el Transantiago. El monto adeudado que estima el gobernador alcanzaría a los $150 mil millones.

La otra demanda busca resarcir por daños y perjuicios la enajenación de bienes públicos que pertenecían a la Corporación de Magallanes, impulsada en el gobierno de Eduardo Frei Montalva y que desapareció con el golpe militar de 1973.

Tras la ceremonia Flies profundizó que en los próximos días interpondrán la demanda por la no transferencia de recursos en la Ley Espejo y que la fundamenta en que “los gobiernos nacionales han destinado no efectivamente para lo que correspondia fondos espejos a las regiones, han sido redistribuidos no específicamente a las regiones, sino a otros ministerios y eso va en desmedro de lo que podría haber sido el desarrollo e inversiones regionales”.

Agregó luego que esta falencia se arrastra desde la creación de la ley y que “como dice la reglamentación nacional lo que hay que hacer es cumplir la ley y esta decía que por cada peso que se colocaba en el Transantiago, un peso se colocaba en las regiones y esto no ocurrió”.

Bienes de la CORMAG

En cuanto a la segunda demanda, que aún está en fase de preparación, Jorge Flies sostuvo que esta se orienta en el patrimonio por enajenación de bienes, lucro cesante, en el ámbito de la CORMAG y que el daño estimado inicialmente bordearía los $300 mil millones, aún cuando advirtió que esa cifra podría variar considerando que la desaparecida Corporación de Magallanes tenía varias filiales y recursos que fueron enajenados, sin proceso democrático.

Flies dijo: “Esta es primera vez que un territorio demanda al Estado, pero hay jurisprudencia en personas que se les ha reconocido el daño y partidos políticos que también se les ha devuelto el patrimonio que se les fue enajenado en ese periodo”.

“Hoy día queremos que la región también tenga y sea reparada en un daño que entre otras cosas teníamos hasta departamento en Santiago para los magallánicos que viajaban, imprenta, barrio industrial, todo fue enajenado por un proceso”, recalcó.