El Concejal José Cuyul declaró ser el candidato socialista a la alcaldía de Natales, por cuanto se habría inscrito internamente tanto para concejal como alcalde (por cumplir su tercer período como concejal no podrá volver a postular), esto a pesar de que la directiva comunal del Partido Socialista lo quiere fuera de sus filas, en tanto que, la solicitud a su candidatura proviene desde la directiva de la colectividad a nivel central (Santiago). Insiste en poder generar una instancia de diálogo para destrabar el conflicto.

En entrevistas realizadas en horas de la mañana del día lunes y este martes en medios de comunicación de cobertura regional, fue consultado por la tormenta que atraviesa al interior del partido político del cual milita, luego que la directiva comunal solicitara su expulsión desde sus filas , argumentando una serie de faltas cometidas por el concejal atribuibles a la falta de compromiso con el desarrollo de actividades partidarias, plasmando una figura política ausente que no representa los lineamientos políticos del Partido Socialista al interior del Concejo Municipal de Natales, manteniendo una posición servil a la administración del alcalde Paredes con una capacidad de crítica alejada de la realidad,  incluso se le acusa del adeudamiento de cuotas partidarias.

Esta vez no fue distinto, aprovechando los micrófonos de emisoras de capital regional, el actual concejal no tuvo capacidad de autocrítica a la gestión municipal liderada por el alcalde Fernando Paredes, esto a pesar de las numerosas deficiencias que presenta la entidad en diversos ámbitos de gestión municipal, dejando ripios sueltos y desconocimiento cuando entraba en materia técnica de los procesos licitatorios, por tanto, escapó rápidamente del encierro e interrogación al que estaba siendo sometido y centró su discurso en el ámbito político; desde ahí despachó varias afirmaciones para analizar; en primer lugar, dejó claro que es dependiente del centralismo, todo lo consulta a nivel central de su partido, o sea, en el gran Santiago, a otro nivel.

A partir de ahí se dirigen las pautas a seguir en su cometido de concejal, ejemplo, caso ITELECOM, consulta a Santiago para ver qué puede hacer, esto refleja la nula comunicación que mantiene con la directiva comunal y que, aparentemente, en Puerto Natales y en la región de Magallanes no cuenta con una red de apoyo profesional que orienten su proceder en temas técnicos derivados de su ejercicio municipal; de esta forma, demuestra que el mensaje de descentralización y de aumentar la autonomía de las regiones y comunas del país, no es más que un discurso bonito para encantar a sus electores, pero las decisiones las toman en Santiago, y esto lo reafirma una vez más, cuando manifiesta que está inscrito en la papeleta del Partido Socialista para los próximos comicios municipales, porque desde el nivel central le solicitaron ser candidato a concejal o Alcalde por la comuna de Natales; sin embargo, el concejal también se vio afectado por el trámite legislativo de la semana pasada que pone tope a la reelección de autoridades con retroactividad, razón por la cual, ya no será candidato a concejal sino que va por la pelea del sillón alcaldicio.

Parece impresionante el amor a su figura política proveniente desde la capital, ya que cualquier analista político daría por perdida una batalla electoral llevando como candidato a José Cuyul a la alcaldía de Natales, esto debido a que el desgaste que presenta su figura política es evidente, no existe mejor registro de evaluación política que el voto popular, por lo tanto, entramos en el análisis de la arena política y podemos observar que en su primera elección municipal en el año 2008, Cuyul obtiene 1.125 votos, un desempeño electoral que lo llevó a obtener la segunda mayoría de votos a concejal, en el año 2012 obtiene 575 y  en su última elección municipal del año 2016, obtiene 508 votos. Eso en cuanto a las cifras y votaciones.

Por otra parte, como es habitual en estos días de pandemia de Covid-19, el concejal Cuyul se adelantó a los tiempos y APLANÓ SU CURVA de votantes el año 2016, ya no será posible ver una explosión popular por su figura como en aquel año 2008, sino que, mas bien, va en decadencia y retirada de cualquier proceso electoral; para ser alcalde necesitaría sobre los 3.500 votos para imponerse a sus rivales y quedarse con el triunfo, pero las estadísticas no mienten y, seguramente, estará por debajo de los 508 votos que obtuvo en su última competencia política, lo que significaría un verdadero fracaso en términos electorales, considerando que los (a) probables contendores parecen tener el motor de fórmula uno y le sacarán varias vueltas ventaja en el circuito político, lo cual hará que mire la carrera por el sillón alcaldicio sólo desde la partida, de ahí en adelante, nunca más, sólo el destello del arranque y será un rezagado en la competencia, con graves fallas mecánicas o, simplemente, sin combustible para darle alcance a sus contendores políticos.

Como dice el dicho popular, no hay peor sordo que el que no quiere oír, ni peor ciego que el que no quiere ver; pero el EGO PERSONAL lo traiciona a cada rato y no le permite hacer ninguna de las dos cosas, al contrario, lo aparta de la realidad y lo limita a pensar en lo imposible, pero, en la vida terrenal, soñar es absolutamente gratis.