El fatal accidente registrado en el terminal de barcazas de Puerto Natales y que cobró la vida de dos jóvenes amigos, impactó fuertemente a dicha comunidad. Ante ello la autoridad marítima planteará ante la Empresa Portuaria Austral (administradora del recinto) implementar un cierre perimetral para evitar tragedias similares en el futuro.

El capitán de Puerto de Puerto Natales, Octavio Valenzuela, manifestó que durante el período que lleva en la zona no se habían producido accidentes en el sector. 

Sin embargo agregó que “visto lo sucedido vamos a sugerir a la Epa -administradora de esta rampa- adoptar las medidas administrativas necesarias para resguardar y evitar que alguien en el futuro por desconocimiento de las condiciones del pavimento y cómo opera la rampa, pueda generar un accidente nuevamente”.

Por tratarse de una rampa para carga y descarga de barcazas y con la finalidad de no evitar el acceso a la costa, el proyecto nunca consideró un cierre ni siquiera una barrera en su acceso, el cual se encuentra libre para vehículos y transeúntes.

Oscar Aguilar, hermano de una de las víctimas también planteó que “ahora le sucedió a mi hermano pero mañana le puede ocurrir a cualquier otra persona o un niño, por eso creo que es necesario cercar e impedir el libre ingreso al lugar”.

Luego de casi una semana desaparecidos, el sábado fueron hallados fallecidos por sumersión en el lugar, los amigos natalinos Mauricio Muñoz Godoy y José Alejandro Aguilar Maichil, al interior del vehículo que conducía el último de los mencionados.

Los restos de Mauricio fueron velados en el velatorio municipal y hoy se realizaron sus funerales a las 10 de la mañana. Sus restos descansan en el Cementerio Padre Pedro María Rossa. 

El joven trabajador, de 33 años, deja a su mujer y sus tres hijos de 13, 11 y 8 años.

En tanto, los restos de José Alejandro fueron velados en la sede de la junta de vecinos Nº31, sus funerales se realizaron hoy, partiendo el cortejo rumbo al Cementerio Padre Pedro María Rossa. En este camposando permanecerá por algunos días antes de ser trasladado a su ciudad natal, en Punta Arenas.