La Base Antártica del Ejército “Capitán General Bernardo O’Higgins Riquelme”, realiza de manera permanente y constante entrenamiento e instrucción de diferentes técnicas que permita subsistir en un medio tan complejo y difícil acceso, para lo cual se deben tener claramente establecidos los riesgos y amenazas naturales como antrópicas, como es la amenaza de incendio.

Esta preparación es de importancia fundamental para mantener la seguridad en las tareas de exploración y prevención del continente Antártico, enmarcados en el área de misión institucional de Seguridad Intereses territoriales.

Por ello, y enmarcado en una de las misiones de la dotación, que es “Mantener el estado de operatividad de la infraestructura de la Base”. Para dar cumplimiento a esta actividad, es que la totalidad de la dotación se debe entrenar periódicamente en ejercicios contra incendio, ante lo cual se simuló un siniestro en una de las dependencias de la instalación.

La actividad fue controlada por el Comandante de la Base y dirigida por el Teniente Carlos Torres C., la cual estuvo enmarcada dentro de los estándares exigidos asociados a la capacidad de respuesta y conocimiento específico del rol de cada integrante.