“La inseguridad que sufren otras ciudades también se vive en Natales”

“La inseguridad producto de la falta de fiscalización, que se repite en varias ciudades del país, también se vive en Natales”, nos dice Adriana Aguilar, gerenta de la Cámara de Turismo de Última Esperanza.

La dirigenta gremial se refirió así a la situación de inseguridad que se ha dado a conocer, tras la muerte de un turista español, ocurrida el pasado fin de semana en Punta Arenas, debido a un accidente automovilístico.

“En el caso de Natales, vemos que se producen carreras clandestinas, robos de vehículos, daños a las vitrinas y señalética de locales comerciales”.

Explicó que el año pasado, hubo reuniones de todos los gremios de la ciudad con la alcaldesa Antonieta Oyarzo. “Mantuvimos dos reuniones de este tipo, velando por la seguridad pública y ciudadana”.

A raíz de esto, indicó, Natales avanzó en instalar cámaras de vigilancia y otras medidas para minimizar este tipo de hechos.

“Pero, el mismo día del accidente donde murió el turista español, acá en Natales se produjo un tremendo choque en calle Santiago Bueras, donde se estrellaron tres vehículos. No sé cómo salió gente viva de ahí y siempre por andar en estado de ebriedad, en horas de la madrugada”.

Agregó que como sector turístico “estamos muy preocupados y ocupados y viendo qué herramienta legal ocupamos para mantener la calidad de vida de la población que habita esta linda ciudad que es Natales y para mantener la buena imagen de este destino turístico. Nos preocupa, primero, la calidad de vida de las personas que aquí habitan, pero también la imagen del destino”.

Junto con empatizar con el dolor de las víctimas, Aguilar manifestó que “esperamos que las autoridades tengan un plan de acción, para que haya una diferencia desde este lamentable hecho en adelante. Que haya mayor fiscalización para la gente que anda conduciendo en estado de ebriedad, que haya mayor vigilancia para que no vuelvan a destruir señalética y vitrinas durante la noche, donde cada reparación cuesta casi 500 mil pesos y hay gente que hace destrozos, simplemente por pasarlo bien o qué se yo”.